La banca exige dialogo al nuevo gobierno sobre reforma fiscal, el ministro Cáceres desde hace ya varios días está intentando impulsar una reforma tributaria que incluye un impuesto a las transacciones financieras, uno a las propiedades arriba de $350,000 y a las destinadas a la recreación de estas solo se gravarían las propiedades suntuosas, esto quiere decir que no por estar valorada en más de 350,000 se gravará sino que debe cumplir el exclusivo requisito de ser para recreación y otro a las imprentas.  Todos los grandes empresario y los diputados de la derecha han dicho un rotundo NO a la medida. Y es claro en tiempos de crisis cualquier medida que toque las riquezas de los grandes empresarios será rechazada. “ABANSA gremial de los bancos pidió al Gobierno impulsar el crecimiento económico en lugar de crear más impuestos, como una solución diferente frente a la necesidad de mejorar la recaudación fiscal” LPG 06/06/2014  http://www.laprensagrafica.com/2014/06/05/abansa-economia-ya-no-soporta-mas-impuestos

La banca exige dialogo al nuevo gobierno sobre reforma fiscal, el ministro Cáceres desde hace ya varios días está intentando impulsar una reforma tributaria que incluye un impuesto a las transacciones financieras, uno a las propiedades arriba de $350,000 y a las destinadas a la recreación de estas solo se gravarían las propiedades suntuosas, esto quiere decir que no por estar valorada en más de 350,000 se gravará sino que debe cumplir el exclusivo requisito de ser para recreación y otro a las imprentas.  Todos los grandes empresario y los diputados de la derecha han dicho un rotundo NO a la medida. Y es claro en tiempos de crisis cualquier medida que toque las riquezas de los grandes empresarios será rechazada. “ABANSA gremial de los bancos pidió al Gobierno impulsar el crecimiento económico en lugar de crear más impuestos, como una solución diferente frente a la necesidad de mejorar la recaudación fiscal” LPG 06/06/2014  http://www.laprensagrafica.com/2014/06/05/abansa-economia-ya-no-soporta-mas-impuestos

 

¿Pero cómo se impulsa el crecimiento económico en el capitalismo?

 

A diferencia de los tiempos de equilibrio económico o boom del capitalismo en los tiempos de crisis según ellos es el Estado el que debe de crear las condiciones necesarias para atraer inversión nacional o extranjera: desarrollar carreteras y el  sistema de transporte, reducir los impuestos, si es posible no cobrar ni un solo centavo, permitir la libre extracción de materias primas y el  control casi  total de los recursos naturales a los dueños del capital,  mantener los salarios mínimos, tener controladas las organizaciones de trabajadores etc.  Estas son las condiciones que los inversionistas piden porque si no se cumplen "no hay buen clima de inversión" y bajo el capitalismo el crecimiento económico depende de la inversión de capital.

 

¿Van los empresarios invertir en la industria salvadoreña?

 

Aquí hay dos puntos importantes, uno es  el clima de inversión que como vimos no se presta para que un “buen empresario” invierta en nuestro país, el otro es una cuestión que depende más de la situación internacional, hasta el momento la economía mundial no se ha recuperado fehacientemente de la recesión del 2008, el mercado no ha recuperado toda su actividad incluso los países de economías emergentes los famosos (BRICS) han presentado decrecimiento. Eso también afecta al clima de inversión en nuestro país y no es culpa del Estado salvadoreño o de algún partido en el poder sino de un problema estructural a nivel mundial. El capitalismo en su etapa final ha globalizado la economía; por lo tanto los mercados nacionales dependen del ritmo de los grandes países capitalistas. El bajo crecimiento económico en la zona europea y EEUU también tiene repercusiones en los países de Latinoamérica.

 

El presidente de ABANSA, Armando Arias, dijo que “Si una economía crece, el Gobierno no necesita aumentar impuestos” Ibídem. Aseguró que cuando hay mayor actividad económica, crecen también el consumo y las inversiones, y se pagan más impuestos. Bajo esa lógica, no hubiese sido necesario endeudar al país con préstamos internacionales en los gobiernos de Cristiani, Calderón Sol, donde si hubo un crecimiento económico considerable pero la situación de las finanzas del estado siempre necesito endeudarse y pese a eso la situación de la clase obrera nunca tuvo un relativo cambio para bien.

Claro bajo esta lógica entonces hay que esperar que la economía crezca y así construir hospitales, escuelas, carreteras, universidades, aumentar los salarios, generar empleos en fin esperar para que los obreros coman. Es una “grandiosa” idea la del señor Armando Arias, detrás de sus comentarios se esconde su verdadero carácter de clase, mientras los ricos conservan sus riquezas miles de obreros padecen el hambre y la miseria. En pocas palabras la clase obrera debe de esperar que a los empresarios les vaya de lo mejor para poder comer de sus migajas. La pregunta es ¿cuándo pasara eso?  Quizá dentro de unos 2 años, 5 años o más, qué  importa, si como dijo Keynes teórico del neoliberalismo “A largo plazo todos estaremos muertos”  ¿o no don Armando?

 

Más adelante continua: “Aumentar impuestos es precisamente la receta contraria cuando una economía está postrada” dejando claro que no están dispuestos a ceder ni un milímetro.  Ahora bien el ministro Cáceres  asegura que su propuesta “permitirá generar $206.6 millones adicionales en recaudación cada año. Un impuesto del 0.25 % a las transacciones financieras podría aportar $100.1 millones a ese total.” Ibídem  Reconocemos que es un paso que se tiene que dar, pero nuestra pregunta es ¿Qué problemas resolverá esta recaudación de impuestos? ¿Cuál es nuestro objetivo en el gobierno? Podríamos decir que esta reforma permitirá una mayor liquidez al Fisco (Administración encargada de recaudar los impuestos del Estado) permitirá el pago de muchos salarios de los empleados públicos y posiblemente solventaría el financiamiento de programas sociales pero a pesar de eso consideramos que hay que dar pasos decisivos que habrán el camino hacia la transformación de la situación general de los trabajadores. No nos oponemos a esta medida, al contrario la apoyamos y la defendemos ante sus detractores, pero queremos dejar claro que es una medida muy tímida que no solventará los problemas de los trabajadores, una recaudación fiscal más agresiva sanearía las arcas del Estado generaría un margen de maniobra para mejorar las condiciones de los trabajadores en salud, educación etc. Ante eso y como se puede notar la derecha nos declarará la guerra, han lanzado una extensa campaña diciendo que de aprobarse dicha reforma se incrementaran los productos de la canasta básica e incluso ahora han dicho que hasta el costo de la vivienda se elevara, pero en realidad eso no depende de la reforma si no de las infames intenciones de la burguesía de recuperar las migajas que se le quieren confiscar amenazando con trasladar el impuesto a la clases obrera y a la pequeña burguesía. El FMLN en el gobierno tiene a la clase trabajadora como aliado, los trabajadores que son lo que mueven los hilos de la economía, los que a diario producen las mercancías que generan la riqueza que expropian los explotadores. Salvador Sánchez C. debe de apoyarse en los trabajadores para impulsar una reforma más amplia y revolucionaria decretando la congelación de los precios de la canasta básica y la escala móvil de salario como contra medida ante cualquier ataque que la burguesía pretenda orquestar.

 

El capitalismo está en crisis y la única forma de salvar este sistema es a costa del hambre y el empobrecimiento de la clase trabajadora, el FMLN en el gobierno debe de preguntarse qué es lo que quiere, ¿Quiere desarrollar las condiciones de vida de los que lo llevaron al poder o solamente quiere administrar la crisis? Apoyaremos cualquier medida a favor de la clase trabajadora pero también criticaremos cualquier giro a la derecha. Se ha llevado al FMLN al poder para que transforme esta miserable sociedad no para ser meros administradores del Estado burgués.

 

Durante los últimos día la derecha ha estado tratando de atraer la atención y buscar acercamientos con el nuevo gobierno, está realiza bien su trabajo, han hecho un coro de voces pidiendo un gobierno de unidad nacional, lo que significaría tener un gobierno que gire a los intereses de los empresarios y no de los trabajadores, los trabajadores debemos de estar atentos y presionar para que se apliquen medidas que beneficien los intereses de los trabajadores.

 

¡No más gobierno de unidad nacional!

¡La unidad es con la clase trabajadora!


 

Deja un comentario

Check Also

No más violencia contra la mujer en El Salvador

“Hombres y mujeres somos iguales, ¿por qué tiene que haber un Día Internacional de la Elim…