17 mayo, 2015

La evasión fiscal y la corrupción cuestiones implícitas dentro del capitalismo

Al citar este tema es necesario saber que existe en El Salvador, un Código Tributario que debe regular el ingreso y egreso de los tributos internos de las personas naturales y jurídicas, hacia el Estado Salvadoreño, teniendo este como referencia a la Administración Tributaria representada en el Ministerio de Hacienda.

Al citar este tema es necesario saber que existe en El Salvador, un Código Tributario que debe regular el ingreso y egreso de los tributos internos de las personas naturales y jurídicas, hacia el Estado Salvadoreño, teniendo este como referencia a la Administración Tributaria representada en el Ministerio de Hacienda.

Respecto a las empresas privadas que forman parte de las personas jurídicas que son nuestro punto en este articulo, estas están “obligadas” a dar el 25% de sus ganancias anuales al Estado, por ejemplo, las investigaciones que el Gobierno del pasado presidente Mauricio Funes realizo, determinaron que: una Gasolinera  “X” gana al año un promedio de $1,200,000,000 de los que tendrían que dar el 25% anual que es $300,000,000 al Estado y solamente daban $1,000,000 al año, y una mínima cantidad más a funcionarios públicos con el fin de sobornarlos y que no saliera a la luz la grave injusticia que cometían.

La gota que rebalso el vaso en nuestro actual contexto ha sido el reciente llamado del presidente Profesor Salvador Sánchez Cerén, hacia las empresas específicamente del sector privado que adeudan grandes cantidades de tributos internos al fisco del Estado.

“Hago un llamado al sector privado para que juntos, cumpliendo la responsabilidad pagando sus impuestos, y el Gobierno gastándolos responsablemente y de forma eficiente, podamos ir mejorando la situación de vida de las personas. Podemos trabajar juntos”, dijo Sánchez Cerén durante el programa “Gobernando con la gente”, realizado en Suchitoto, departamento de Cuscatlán, el pasado 09 de mayo de 2015. El Ministerio de Hacienda reveló esta semana un listado de 12,519 personas, entre naturales y jurídicas, que adeudan al fisco $372, 639,335.03 en concepto de impuestos. La empresa privada denunció que la publicación fue para perjudicar la imagen de las empresas, algunas con juicios pendientes por resolver. Sánchez Cerén rechazó que la publicación del listado de morosos tenga la intención de perjudicar la imagen de las personas naturales y jurídicas.(1) Entre las muchas empresas o personas jurídicas que llenan el listado que el fisco público recientemente, destacan Almacenes Siman, Pollo Campero, Tele Dos, CAESS, City Bank, entre otras.

Cabe mencionar que ANEP (Asociación Nacional de la Empresa Privada) y sus representantes hacen campaña de reclamo al Gobierno por las “malas inversiones” en seguridad, pero no cumplen con su obligación de rendir cuentas al Estado, a tal grave punto que llegaron a calificar de ilegal la publicación de esta lista.

En un breve análisis podemos ver como a la clase dominante, le conviene que el país este teñido de sangre y violencia, la inseguridad es un germen que ella misma creo para oprimir indirectamente a la clase trabajadora, y al evadir sus impuestos que pueden ser transformados en obras para mejorar la educación, por ejemplo. Contribuyen a seguir nutriendo este germen, utilizan (al lumpen) para encubrir su lavado de dinero, para boicotear directa y conscientemente a los microempresarios por medio de la extorción, para eliminar obstáculos en el crimen organizado, para disfrazar toda su red de corrupción, por fin para oprimir y reprimir a los de abajo.

Por eso, la juventud organizada y toda la clase trabajadora debe unirse al atento llamado hecho por nuestro presidente, para que dichas empresas privadas, que forman parte de las personas jurídicas, que están adscritas a la ley,  se pongan al día con el pago de sus respectivo impuestos para que el Estado trate con más eficiencia y eficacia invierta en programas sociales en pro del bienestar de las mayorías.

Como sector social y con el respectivo derecho de hacerlo, exigimos que cumplan con sus deberes, que paguen ya sus impuestos, diciéndoles que el pueblo consciente ya está harto de las injusticias que comenten, porque han rebalsado el vaso con sus burlas y atentados contra la clase trabajadora; y al Estado a que obligue con potestad a este sector a hacerlo para que no busquen salidas reformistas al problema, porque como ya sabemos las reformas en el sistema capitalista no solucionan los problemas reales de la clase trabajadora, por ello el gobierno debe de presionar para que no evadan más impuestos, el Estado ante esta situación debería pasar a la nacionalización de la banca desde aquí se podría controlar todos los movimientos de dinero que estas empresas manejan, es la única forma de empezar a controlar de una forma clara la evasión fiscal.

Las empresas que se nieguen a pagar sus impuestos también deben ser nacionalizadas y puestas en marcha bajo la administración de los trabajadores, de esta forma con la participación de la clase trabajadora se debe empezar a desmontar, este viejo e inservible sistema capitalista, dentro de los límites del capitalismo, será imposible controlar la evasión fiscal, la única forma de acabar con estos males es a través de la economía planificada en manos de los trabajadores, pasar a la nacionalización de la industria, al control de los trabajadores sobre ella y a la planificación de la producción en base a las necesidades de la sociedad.

¡Empresa deudora, empresa nacionalizada!

¡Por la nacionalización de la banca y la industria!

(1)www.laprensagrafica.com/2015/05/10/presidente-llama-a-pagar-los-impuestos