La derecha y su verdadero rostro

El proceso electoral de nuestro país para elegir un nuevo gobierno, está a la vuelta de la esquina y se ha producido una extrema polarización y todo esto en medio de una crisis mundial del capitalismo, lo cual ha provocado que salga a la superficie el descontento de los trabajadores y por ende un decidido giro a la izquierda en toda nuestra América Latina. Este panorama lo vimos de manifiesto en todas las encuestas realizadas que le dan el gane al FMLN,  a pesar que la derecha diga que son alteradas por el simple hecho que no le dan el triunfo a ellos. Hay que sumar la campaña de miedo de los terro-areneros.


El proceso electoral de nuestro país para elegir un nuevo gobierno, está a la vuelta de la esquina y se ha producido una extrema polarización y todo esto en medio de una crisis mundial del capitalismo, lo cual ha provocado que salga a la superficie el descontento de los trabajadores y por ende un decidido giro a la izquierda en toda nuestra América Latina. Este panorama lo vimos de manifiesto en todas las encuestas realizadas que le dan el gane al FMLN,  a pesar que la derecha diga que son alteradas por el simple hecho que no le dan el triunfo a ellos. Hay que sumar la campaña de miedo de los terro-areneros.

La burguesía está asustada porque se les está derrumbando el circo,  esto es lógico ya que están en juego sus intereses, saben muy bien que un triunfo del FMLN podría desencadenar una serie de movilizaciones exigiendo al gobierno de izquierda que revierta todas las medidas impulsadas por ARENA como las concesiones de los puertos marítimos a empresas privadas. No les bastará con todo lo que han saqueado, por esta razón no tan fácilmente permitirán que gane el FMLN.

Cada día los medios de comunicación a favor de la burguesía sacan una historia tras otra difamando al FMLN, diciendo que hay grupos armados, que Chávez va a gobernar, que se van a comer a los niños y toda clase de mentiras que dejan al desnudo su hipocresía. Medios de comunicación como La Prensa Gráfica, El Diario de Hoy, emisoras radiales, Telecorporación Salvadoreña, entre otros, han formado un bloque autodenominado: “Medios unidos por la paz”. Usan su doble moral burguesa para por un lado hacer un llamado a guardar la compostura entre los partidos políticos y por el otro fomentar una campaña de terror hacia el FMLN, pero esto no es más que la preparación del campo para un posible fraude y más aún con todas las irregularidades ocurridas en le proceso electoral de las elecciones legislativas y de concejos municipales, realizadas el pasado 18 de enero.

Esto aún no termina, faltan las elecciones presidenciales y apenas comienzan los ataques de la derecha, no olvidemos toda la campaña mediática que lanzaron los medios para vincular al FMLN con las FARC, la supuesta existencia de grupos armados en Chalatenango y la presunta existencia del “ejercito popular electoral” al final no son más que una excusa para sacar a la fuerza armada a la calle y de esa manera reprimir a las masas organizadas. A la burguesía le aterra que las mayorías hayan dado un giro a la izquierda poniendo al FMLN como la primera fuerza política del país y por tal razón no dudarán en usar su aparato de represión. Pareciera que este gobierno de la burguesía quiere volver al militarismo al sacar a la fuerza armada a la calle, la verdad no nos debería extrañar de una burguesía rancia y reaccionaria que en vez de ir para adelante van para atrás tratando de salvar un sistema moribundo. Pero aunque a ellos les gustaría regresar al pasado, un intento a volver a las dictaduras militares se enfrentaría a una fuerte respuesta de las masas. Hay un fuerte descontento entre los trabajadores y podríamos ver escenas como las de Venezuela en 2002 cuando las masas derrotaron el golpe de Estado.

El partido ARENA realiza su campaña de terror con sus medios de comunicación y a través de la ONG Fuerza Solidaria cuyo presidente a nivel internacional es nada más que el personaje de la derecha latinoamericana Alejandro Peña Esclusa, el cual es considerado como un héroe para los areneros, es uno de los que participó en el golpe de Estado contra Chávez el 11 de Abril de 2002. No cabe duda de quiénes son los terroristas y apoyan a grupos de ultraderecha.

Es claro que la burguesía no cederá fácilmente el ejecutivo y usarán todo el aparato del Estado para perpetuarse en el poder ya lo vemos en todos los spots de propaganda del gobierno en turno, diciendo que su gobierno ha trabajado por nosotros, pero no mencionan el aumento de la carestía de la vida, los muertos y la delincuencia en estos 20 años de gobierno de derecha.

El fraude se ha venido fraguando desde el momento en que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) dividió las elecciones legislativas y municipales de las presidenciales, porque esto les permitió negociar a los partidos de derecha -lo acabamos de ver hace unos días- el retiro de las candidaturas del PCN  y del PDC tienen como objetivo fortalecer al partido ARENA e intentar ganar al FMLN.

Este es el verdadero rostro de la derecha, lleno de mentiras y corrupción, utilizarán todo tipo de artimañas para elaborar el fraude y no perder la presidencia.

Por eso es importante llevar al FMLN al poder ya que es el partido de la clase trabajadora, es hora de arrebatar el control del Estado a la burguesía y construir uno nuevo que responda a las necesidades de nuestra clase, pero para ello es necesario un programa que responda de manera contundente con los cambios profundos que necesitan los trabajadores, no un programa que ofrece respetar los límites que impongan los empresarios. No es posible conciliar con ellos, así como no es posible servirle a dos amos no se puede poner en práctica un programa reformista en un momento de crisis financiera  y económica del capitalismo, no habrá margen de maniobra para realizarlo.

El gobierno del FMLN se verá afectado entre dos presiones, por un lado la burguesía presionará para que no comprometa sus intereses (el control de la propiedad privada) y por otro los trabajadores que quieren un cambio profundo en sus condiciones de vida. El papel que juegue el FMLN estará determinado por la clase que ejerza más presión.

Es necesario que los trabajadores y la juventud nos unifiquemos para llevar al FMLN al gobierno, pero debemos ser consientes de que es necesario luchar porque el FMLN aplique un programa de clase y auténticamente socialista. Necesitamos un gobierno de izquierda que aplique una política verdaderamente de izquierda.

10 de febrero de 2009

 

News Reporter

Deja un comentario