Ilopango y las elecciones del 2012

Igual que en otros lugares, la dirección de nuestro partido, FMLN, ya  definió el candidato a alcalde municipal en nuestro municipio Ilopango y es el compañero Dr. Carlos René Fernández. A pesar que no va de nuevo la alcaldesa actual, esto no ha causado los problemas internos que hemos visto en otros municipios gobernados también por nuestro partido, es decir, hay descontento en algún sector de la militancia pero no es una cuestión generalizada.  No hemos visto fuertes protestas como en Apopa, dónde parece que, contrario a Ilopango, la mayoría de la militancia apoya a la actual funcionaria.


Igual que en otros lugares, la dirección de nuestro partido, FMLN, ya  definió el candidato a alcalde municipal en nuestro municipio Ilopango y es el compañero Dr. Carlos René Fernández. A pesar que no va de nuevo la alcaldesa actual, esto no ha causado los problemas internos que hemos visto en otros municipios gobernados también por nuestro partido, es decir, hay descontento en algún sector de la militancia pero no es una cuestión generalizada.  No hemos visto fuertes protestas como en Apopa, dónde parece que, contrario a Ilopango, la mayoría de la militancia apoya a la actual funcionaria.
Son casos muy diferentes, en Apopa son  3 períodos consecutivos de la actual alcaldesa, en cambio nuestro municipio es el primero y último de la compañera Dra. Alba Márquez.  Curiosamente ningún edil ha hecho más de un período en nuestro municipio.  Este es el quinto período que nuestro partido gobierna este municipio tan importante con más de 100 mil habitantes y  que concentra en su territorio la zona franca de San Bartolo que posee muchas empresas industriales. 
Esperamos ganar de nuevo la alcaldía en las próximas elecciones. Nuestro partido tiene un fuerte arraigo popular, esto lo podemos asegurar porque en las elecciones del 2009 sacamos mas votos que todos los demás partidos juntos, es decir, que ni unidos todos nos hubieran ganado.  Esto no significa atenerse, debemos tomar muy en cuenta que en las elecciones anteriores la clase trabajadora estaba cansada de 20 años de ARENA y además ahora hay un cierto desgaste por los efectos de la crisis económica que a pesar de las buenas intenciones del gobierno del cambio, la vida se ha puesto más dura.  Todo militante del partido sabe muy bien que lo peor sería perder el municipio y a pesar que varios camaradas no estén completamente de acuerdo con algunos compañeros que van en la planilla, al final hay un sentimiento de fidelidad que se traduce en disciplina partidaria y se refleja en la incorporación de la mayor parte de la  militancia a las diferentes tareas que implican asegurar el triunfo electoral.
Esta es la lógica que podemos observar en todas partes. Acatamos las decisiones de la dirección aunque no se este totalmente de acuerdo o convencido que sea lo más correcto.  Este comportamiento de lealtad hacia el partido demuestra por una parte fidelidad a la lucha revolucionaria y por otra un buen nivel de autoridad de la dirección nacional.  Sin embargo, esta vez hemos percibido un fuerte incremento de las expresiones de descontento de la militancia en muchos municipios y eso refleja que la forma de elegir a los diferentes candidatos no es la mejor.  Lo que evidencia falta de democracia al interior del partido.
Cuando hablamos de democracia interna nos referimos a que debe tomarse muy en cuenta la opinión de la base del partido, no sólo en lo que respecta a las candidaturas a elección popular sino también en otras cosas muy importantes que nos permitan avanzar en nuestra lucha por el socialismo. Como nuestra política hacia los sindicatos, la estrategia para el período, etc.  Por supuesto que tomar las decisiones en un pequeño círculo es mucho más fácil y práctico que darse a la tarea de organizarse en los diferentes municipios para escuchar a las bases, pero ese es el único método correcto, el centralismo democrático y no el centralismo burocrático.
Como resultado de esta falta de discusión al interior del partido a veces se pueden cometer errores como ha ocurrido en algunas ocasiones en las cuales se nombran compañeros que desarrollan un papel nocivo una vez que llegan a los cargos públicos.  Además como estos cargos implican privilegios, son muy comunes las actitudes oportunistas y arribistas.  La única forma de evitar esta situación es asignando un salario no mayor al salario de un obrero cualificado.  No se trata de que los compañeros funcionarios públicos vivan en la pobreza sino que tengan lo suficientemente claro que su papel en cualquier cargo público debe ser en función de la lucha revolucionaria y deben tener muy en cuenta que su rol es impulsar medidas para el beneficio colectivo. Por ello es necesario debatir como evitar los privilegios que son la raíz de estos males y que le causan mucho daño a nuestro partido.  Recordemos que el colapso de la URSS se debió principalmente a la formación de una casta parasitaria de burócratas que consumían una buena parte de la plusvalía generada por la clase obrera rusa a través de los excesivos privilegios, la corrupción, la mala gestión, etc.

¡Viva el FMLN!
¡Viva la clase trabajadora!
¡Luchemos por el triunfo electoral del 2012!

News Reporter

Deja un comentario