Comienzan las consultas para formar un gobierno títere de coalición

Desde la mañana temprano, cientos de miles de trabajadores y jóvenes participaron en las manifestaciones de masas durante la huelga general de 24 horas de hoy, que rodeó las Casas del Parlamento. No hay duda de que si no hubiera sido por el estallido de disturbios, dado el enorme nivel de participación, los números de la concentración en la Plaza Syntagma habrían superado el millón.

Comienzan las consultas para formar un gobierno títere de coalición

Desde la mañana temprano, cientos de miles de trabajadores y jóvenes participaron en las manifestaciones de masas durante la huelga general de 24 horas de hoy, que rodeó las Casas del Parlamento. No hay duda de que si no hubiera sido por el estallido de disturbios, dado el enorme nivel de participación, los números de la concentración en la Plaza Syntagma habrían superado el millón.

Hubo, sin embargo, una maniobra orquestada destinada a intimidar a cualquiera que deseara  participar. Agentes de policía y provocadores organizados se mezclaron con los manifestantes y actuaron con el objetivo de bloquear la "ola" de las masas que se estaba preparando para cercar las Casas del Parlamento y el edificio Maximou (la oficina de Primer Ministro). Así, fuimos testigos de escenas de enfrentamientos violentos con la policía, que expulsó a muchos de la plaza.
A pesar de todo esto, miles de personas, poco a poco empezaron a reunirse de nuevo en la plaza Syntagma. La policía antidisturbios con gases lacrimógenos trató de crear un ambiente asfixiante para evitar el reagrupamiento de los manifestantes en la plaza, mientras que los canales de televisión difundían constantemente las escenas de violencia para evitar que ingresara una nueva oleada de personas.
Mientras todo esto sucedía, el gobierno y los partidos burgueses fueron arrojados a un estado de terror. Ahora están tratando de encontrar una solución política para ganar tiempo y detener el movimiento de las masas que asume connotaciones revolucionarias con cada hora que pasa. Dentro de un par de horas, a la noche, el odiado primer ministro, cada vez más alejado de las masas y que es visto como un siervo de los bancos, va a hablar a la nación. Podría hacer un llamamiento para un "gobierno nacional de coalición" e incluso podría anunciar elecciones anticipadas.
Los compañeros de Marxistiki Foni están interviniendo en el movimiento y dando seguimiento de la evolución de los acontecimientos, y proporcionarán mañana información actualizada sobre la situación.

Fuente: Marxistiky Foni

Traducción: El Militante Argentina

Fecha: 

15 de junio de 2011

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *