25 julio, 2014

GRAN DEBATE MARXISTA DEL MANIFIESTO DEL PARTIDO COMUNISTA EN SANTO TOMAS, 13 de julio de 2014

¡Un fantasma recorre Santo Tomas, es el fantasma del comunismo! Fue hace 166  años cuando encomendaron a Marx y a Engels la tarea de enfrentar a la leyenda del comunismo un Manifiesto del propio partido que explicara al mundo entero las ideas, las tendencias e intenciones de los comunistas.

¡Un fantasma recorre Santo Tomas, es el fantasma del comunismo! Fue hace 166  años cuando encomendaron a Marx y a Engels la tarea de enfrentar a la leyenda del comunismo un Manifiesto del propio partido que explicara al mundo entero las ideas, las tendencias e intenciones de los comunistas.

 

Fue así como el pasado 13 de julio se llevo a cabo en el local del FMLN en Santo Tomas una discusión política basada en  “El Manifiesto del Partido Comunista”. Esta cita política se desarrolló en medio de la final del mundial de futbol, aun así asistimos 26  militantes entre mujeres y hombres, adultos y jóvenes de Santo Tomas   demostrando  que la formación política tiene un gran valor a cada paso de la vida del movimiento obrero. La militancia ha venido demostrando interés por formarse políticamente y, qué mejor que hacerlo con las ideas más revolucionarias, las ideas del marxismo.

En primer momento se paso la  primera parte de una serie de cuatro capítulos de un  audio visual titulado “Marx ha Vuelto”, este video muestra como el arte en la cinematografía también pueden ponerse al servicio de los fines políticos de clase. Luego de ver el video los camaradas abrieron un pequeño debate  y posterior a eso se dio  la introducción que estuvo a cargo de un compañero del BPJ-CMI para luego darle paso al debate con todos los camaradas. Este debate solo ha sido el primero de una serie de debates que se desarrollaran durante el año. El próximo será en el mes de agosto, el tema será ¿Qué es el Control Obrero?

 

Como resultado del video los compañeros mencionaron que tenemos que examinar lo que hay a nuestro alrededor ya  que la lucha de clases se viene dando  hace mucho tiempo, el antagonismo entre  opresores y oprimidos no han cambiado en nada,  que no hay burgueses ‘malos’ o ‘buenos’, sino que viven del trabajo ajeno en una desigualdad donde unos pocos tienen todo y la mayoría no tienen nada. Se dijo que el capital es un producto colectivo, pero su apropiación es individual. El burgués es un monstruo que no todos ven en su justa dimensión, frente a todas esas condiciones todos debemos unirnos y concientizar a la clase trabajadora. Toda lucha de clases es una lucha política y los sindicatos deben asumir la responsabilidad que les corresponde, los sindicatos no son apolíticos y deben eliminar mucho burocratismo; Las ideas se siguen aplicando y el marxismo es un arma para luchar y comprender nuestra condición de explotados.

 

En el debate más amplio se cuestionó la concientización que los marxistas están haciendo hacia los sindicatos. Carlos Marx y Engels fueron visionarios, hablaron de la crisis de todo el sistema: el Estado, la Industria y el Comercio. ¿Quién produce las crisis? Y ¿Quien las padece? ¿Por qué salvar un sistema inservible? Las consecuencias se traducen en cierre de las empresas, recortes y miseria para los trabajadores. El capitalismo puede existir si es revolucionario, y ya no lo es. Se debatía acerca de que si las maquinas han desempeñado un papel negativo en la historia de la humanidad, se ejemplarizaba de cómo un “trabajador  de una empresa debe meterle para sacar un bono”. Se dijo que no sólo los dirigentes deben concientizarse se debe luchar para concientizar a la mayor cantidad de trabajadores ¿Cuántos círculos de estos se están formando en otros lugares? 

 

Desde su nacimiento el Marxismo ha incomodado a burgueses, liberales, conservadores y han contagiado a densos sectores de la izquierda sobre todo a burócratas que han caído bajo la influencia de que el Marxismo es anticuado y que hay que modernizar la lucha y en ese afán refuerzan cada vez más el reformismo que se esconden detrás de la idea de que “estratégicamente” conviene llevar las cosas de manera lenta y gradual para no asustar a la gente, en cambio los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas.

 

Cuando Marx y Engels escribieron este documento lo hicieron pensando en armar ideológicamente a los trabajadores, y en efecto así es, una verdadera herramienta para lucha contra la explotación. Las ideas expuestas en este documento mantienen toda validez para cambiar la vida de la clase Trabajadora en todo el mundo.

¡”La burguesía produce, ante todo, sus propios sepultureros. Su hundimiento y la victoria del proletariado son igualmente inevitables.”!