14 junio, 2015

En este congreso debemos rectificar el rumbo, el socialismo científico es la alternativa

En los últimos días se ha abierto de nuevo el debate, sobre la idea del socialismo, a partir de que la dirección del FMLN convocara oficialmente a un congreso nacional para octubre de este año, donde la temática central girará en torno a la idea del socialismo. Ante esto los medios de comunicación de derechas se han dado la tarea de escribir y de hablar un sinfín de mentiras sobre el socialismo, la dirección del FMLN también ha sido cuestionada por estos medios, éstos preguntan queriendo encontrar palabras más radicales, no para informar sino para crear terror ante tales planteamientos, pero sólo han encontrado titubeos e ideas confusas, ¡en pocas palabras en vez de encontrar un fiero león encontraron un apacible gato!

En los últimos días se ha abierto de nuevo el debate, sobre la idea del socialismo, a partir de que la dirección del FMLN convocara oficialmente a un congreso nacional para octubre de este año, donde la temática central girará en torno a la idea del socialismo. Ante esto los medios de comunicación de derechas se han dado la tarea de escribir y de hablar un sinfín de mentiras sobre el socialismo, la dirección del FMLN también ha sido cuestionada por estos medios, éstos preguntan queriendo encontrar palabras más radicales, no para informar sino para crear terror ante tales planteamientos, pero sólo han encontrado titubeos e ideas confusas, ¡en pocas palabras en vez de encontrar un fiero león encontraron un apacible gato!

Las ideas vagas sobre el socialismo

Los analistas de derecha, de los más “inteligentes” desde el principio fueron al grano y empezaron a traducir, que el socialismo del FMLN, no sería un socialismo clásico del siglo XX, -o sea el socialismo desarrollado teóricamente por Marx y Engels y puesto en práctica por Lenin y Trotsky en la revolución Rusa de 1917- esto era necesario aclararlo debido al temor que le tienen a estas ideas y al temor a que la clase obrera las retome para la revolución. Lo que han hecho es mandar al cesto de la basura al socialismo científico y han traído a la palestra todas sus deformaciones de socialismo como en Cuba, China y Venezuela, pero ninguno de éstos representa al socialismo en la actualidad, todos son procesos deformados por la burocracia de los partidos que están al frente del proletariado. Las direcciones de estos partidos en los países correspondientes, dieron pasos revolucionarios para establecer estados transicionales, pero el proceso de degeneración burocrática y la falta de claridad teórica no permitió avanzar hacia al socialismo. Se habla mucho también acerca del socialismo del siglo XXI que en pocas palabras sería la idea absurda de humanizar el capitalismo, nada más fuera  de la realidad, los empresarios son como tigres que sacian su hambre con la carne, los socialistas del siglo XXI son los que quieren alimentar a estos tigres con lechuga, a lo cual sabemos que terminaran siendo el almuerzo de éstos.

La dirección de la izquierda

Medardo González ha respondido en diversas ocasiones a las preguntas de los medios de comunicación la postura oficial del partido sobre el socialismo, éste ha dicho que el socialismo que se quiere implementar es un socialismo que respeta la propiedad privada de los medios de producción y la democracia representativa, además argumenta que su objetivo es la reducción de la pobreza o la eliminación de ésta y la equidad de género. Pero habremos de decir con toda sinceridad, que estos objetivos no son posibles sin eliminar la propiedad privada, y que no sabemos en qué teoría se ampara para plantear que ideas tan opuestas puedan encontrar estabilidad y no se rechacen la una de la otra, la verdad es siempre concreta decía Lenin, y sabemos que la premisa fundamental  que mantiene al capitalismo es que una pequeña capa de la sociedad tenga bajo su poder los medios de producción (fabricas, tierras y la banca) a la que el FMLN absurdamente intenta mantener sin ninguna alteración, ¿Cómo luchar contra la pobreza si esto se mantiene intacto? Nidia Díaz, ha dicho que este socialismo –impulsado por el FMLN- será un “socialismo actualizado” a lo Bernstein 1 o a lo Dieterich2 diríamos nosotros, todas esas posturas ya han sido refutadas numerosas veces por los marxistas y vemos que en la práctica, son incapaces de dotar a las masas de una alternativa revolucionaria para solucionar sus problemas.

Ahora la dirección ha optado no responder a más preguntas sobre este tema, pues les ha sido imposible brindar claridad sobre ello, en el fondo sólo intentan ocultar, que la reapertura de este debate, representa solamente una vía de escape ante la crítica de la base. El congreso pretende ser para ellos una válvula para soltar presión, pues la dirección enquistada en el poder teme perder sus privilegios de funcionarios, las pasadas elecciones municipales muestran una clara tendencia a la baja y ante esto deben tomar medidas, esto es típico en las direcciones podridas, antes de mirar los intereses de la clase que representan, abrazan y se aferran a su vida tranquila, cómoda y rutinaria, así mismo a sus intereses conseguidos por mantener el “status quo” o sea la explotación de miles de trabajadores.

Hoy más que nunca luchar por el socialismo

Decía Trotsky hace más de 80 años “…las condiciones materiales para el socialismo no solo están maduras sino que se están pudriendo” así ahora nosotros podemos asegurar que las condiciones materiales para la revolución socialista están dadas, en el sentido de que somos un país con una  base industrial y que la inmensa mayoría de la población pertenece directa o indirectamente al proceso de producción de mercancías. El congreso debe de servir para trazar una perspectiva clara, sobre los grandes retos que los trabajadores deben de impulsar para eliminar la delincuencia, el desempleo, el hambre y el resto de males del capitalismo. Sabemos que todos éstos parten de la propiedad privada de los medios de producción, bajo el capitalismo la producción de mercancías más que ir orientada a la satisfacción de las necesidades de la sociedad, está dirigida a la generación de riqueza para la clase dominante, por ello es imposible acabar con la pobreza desde el capitalismo.

La producción bajo el capitalismo es anárquica, cuando una revolución derriba el poder político y económico del capitalismo, se debe establecer necesariamente la expropiación de los principales medios de producción y de la banca para establecer una economía planificada, base sobre la cual se dirigirá la transición al socialismo en el terreno económico a través de la creación de consejos de trabajadores a nivel nacional, que decidan libremente cómo producir y para qué. Este es el verdadero camino al socialismo.

La etapa transitoria al socialismo así como las demás formas de sociedad del futuro, necesitarán de la democracia tal y como un humano necesita del agua, si no correremos el riesgo de tener una revolución burocratizada y degenerada, tenemos como ejemplo la larga y dolorosa historia de lo que fue la exUnión Soviética bajo Stalin, en el caso de estos regímenes la casta de funcionarios exprimía gran cantidad del excedente por medio de la corrupción y el despilfarro. La no existencia de mecanismos democráticos y de poder real de los trabajadores provocó paulatinamente un freno a la economía.  A esto es lo que los teóricos burgueses han llamado falsamente “socialismo” por más de 25 años.

El congreso debe de plantearse un programa socialista

El congreso del partido debe de servir para rectificar el rumbo, la existencia de la propiedad privada y el estado nación están funcionando como un freno para la sociedad, en todos los países capitalistas vemos esta situación, los grandes avances de la tecnología y la industria, no están sirviendo para satisfacer las necesidades de los explotados sino para enriquecer a los parásitos burgueses, vemos como éstos, se pasean ostentosamente con sus lujos mientras miles padecemos hambre y muerte. La juventud y las clases explotadas en general, no tenemos nada que perder al plantearnos como meta la eliminación de este sistema inmundo. La planificación de la economía bajo el control democrático de los trabajadores y los avances de la tecnología podrían brindarnos, una vida humana, podríamos reducir rápidamente la jornada laboral y emplear a miles de trabajadores, librándonos de la explotación; tendríamos tiempo para participar libremente y conscientemente en política, cultura y  deportes, logrando así verdaderas relaciones humanas, la violencia y el machismo por fin empezarían a desaparecer. Además con el excedente de la producción podríamos invertir en un agresivo plan de construcción de viviendas, escuelas, hospitales, clínicas, carreteras, centros culturales y deportivos, libres y gratuitos, todo con el dinero que hoy nos expropia vilmente la clase dominante.

Hacemos un llamado a la dirección del FMLN a que empiece a explicar el por qué la sociedad continua en decadencia, la dirección ya no puede seguir escondiendo de forma conveniente, la verdadera cara del capitalismo. Deben eliminar de una vez por todas el discurso reformista de conciliación de clases y confiar plenamente sólo en la clase trabajadora. La lucha parlamentaria debe de estar acompañada por la lucha en las calles y en las fábricas, no se debe de esperar a que se tenga la mayor correlación de fuerzas en el parlamento, la verdadera correlación de fuerzas a la que debe de apostarle el partido es al inmenso ejercito del proletariado en las fábricas y en todos los centros de trabajo, que son los que mueven los hilos de la economía, sin el amable permiso de ellos nada se mueve en la sociedad, la tarea del FMLN debe de ser el elevar el nivel político de la base, para que ésta atraiga a todas las capas explotadas de la sociedad a la idea de la revolución socialista. Sólo esto puede garantizar el triunfo.

¡Socialismo o barbarie!

San Salvador, 13 de junio del 2015