El problema de la falta de agua en el capitalismo

La humanidad ha sido testigo de muchos cambios,  el cambio de forma de producir, el desarrollo de los medios de producción hasta llegar al capitalismo ha significado un gran avance; sin embargo, el problema de fondo en estos momentos de crisis del capitalismo, aunado a la crisis ambiental; es la propiedad privada de todos los medios de producción.


La humanidad ha sido testigo de muchos cambios,  el cambio de forma de producir, el desarrollo de los medios de producción hasta llegar al capitalismo ha significado un gran avance; sin embargo, el problema de fondo en estos momentos de crisis del capitalismo, aunado a la crisis ambiental; es la propiedad privada de todos los medios de producción. El agua, un liquido vital para la existencia del ser humano es algo codiciado por la burguesía, pues en la actual crisis ven un modo de aumentar sus ganancias, por eso recurren a la privatización del servicio del vital liquido, sin importar que la gran mayoría de la población se muera de sed al no poder pagar el alto costo del agua potable.
La situación actual
Actualmente en Latinoamérica, un continente arruinado por el dominio del imperialismo, hay millones de personas que aun no poseen los “beneficios” que son tareas de la revolución burguesa, estas personas ni siquiera gozan de los llamados servicios básicos como el agua potable o energía eléctrica en muchos lugares del planeta. El cuerpo humano está compuesto de entre un 55% y un 78% de agua, dependiendo de sus medidas y complexión, y estas millones de personas que no cuentan con este servicio ¿están destinadas a morir de sed a causa que no poseen los recursos suficientes para acceder a servicios básicos?
¿Por qué ocurre esto?
La inversión en servicios básicos es insuficiente. Para muestra un botón: luego de la crisis en muchos  países se preocuparon mas por invertir los recursos en salvar a empresas quebradas y a la banca especulativa, que invertir en el área social. Es ahí donde vemos las grandes limitantes de la democracia burguesa en particular y del capitalismo en general. Las políticas a favor de la burguesía no terminaron ahí. En nuestro país por ejemplo los gobiernos areneros utilizaban el poder del estado por  encima de todo con el fin era privatizar el deficiente servicio de agua potable, que gracias a las combativas luchas del pueblo salvadoreño no se consumó totalmente, aunque  aún existen proyectos pilotos con sociedades de economía mixta (nombre usado para decir privatización del agua) en donde la mayoría de acciones de las empresas son privadas.
La situación en la cordillera del Bálsamo
La cordillera del Bálsamo es un territorio comprendido desde el departamento de La Paz hasta Sonsonate abarcando la zona sur del Departamento de La Libertad. Para mencionar algunas ciudades tenemos: Santa Tecla, Antiguo Cuscatlan, Huizucar Zaragoza, San José Villanueva y muchas otras. De los miles y miles de habitantes  que residen en la cordillera solo los de las áreas urbanas poseen servicio de agua potable, que por si fuera poco suele tener muchas deficiencias, por ejemplo Huizucar que es un municipio vecino de la capital (San Salvador), ni siquiera posee un servicio de agua domiciliar eficiente en el casco urbano. La cordillera en su mayoría es gobernada en sus alcaldías por partidos de derecha. La mayor parte de su población tiene raíces campesinas. En los últimos años la población ha dejado de cultivar las tierras y ha pasado a convertirse en una gran parte a trabajadores asalariados, aunque en estos pueblos aun su base económica es la producción de granos básicos, es decir la agricultura, pues las tierras son aptas para el cultivo.
¿En que afecta la falta de agua a la economía agrícola? Las y los agricultores, además de no tener créditos baratos, de no poseer la tierra suficiente, se enfrentan al problema de la falta de agua para el riego de los cultivos. El cambio climático ocasiona en muchas ocasiones inundaciones que destruyen los cultivos, incluso los retrasos impredecibles del invierno que provocan la perdida de cultivos. Mas  las políticas para acabar con el agro de los gobiernos areneros, le sumamos la actual crisis económica, la falta de agua potable en estas poblaciones, la falta de una banca estatal con créditos baratos y la falta de una verdadera reforma agraria, que permitiese el acceso a la tierra para quien la cultive.
La lucha por el agua
Existen muchas organizaciones locales en el país que luchan por el derecho humano al agua potable; es necesario fortalecerlas. La lucha por el agua es una lucha contra el capitalismo que ha destruido hasta la naturaleza misma con el fin del máximo beneficio. Este sistema, día a día nos plantea una cuestión básica y elemental: socialismo o barbarie. El FMLN debe luchar por el derecho al agua, los comités de base deben luchar por el agua en su comunidad. La no privatización del agua y al contrario, el control obrero y comunitario del recurso hídrico, para evitar la corrupción y el despilfarro de los recursos económicos. La organización de comités obreros y campesinos en las comunidades para la defensa del agua, la defensa del gobierno de Funes-FMLN, y la necesaria lucha para expropiar a la oligarquía y poner a producir el país con una democracia obrera. La última alternativa para combatir este problema es la expropiación de la burguesía financiera, los terratenientes y las grandes industrias. Con todas las ganancias que en el capitalismo se apropia la oligarquía se podría llevar agua hasta el último rincón del planeta.
Expropiación de la oligarquía!!!
Agua bajo control de los trabajadores y consejos comunales!!!!
Socialismo o barbarie capitalista!!!

News Reporter

Deja un comentario