El planteamiento y los objetivos de La Riposte – Respuesta a los compañeros del blog « Viva el PCF »

En este texto, los compañeros de La Riposte responden a la crítica que los responsables del blog “Viva el PCF” – es decir, los dirigentes de la sección del distrito 15 de París del Partido Comunista Francés – hicieron de su nuestro proyecto de texto alternativo para el congreso del Partido: “Fortalecer el PCF, restablecer el marxismo”. Traducción de La démarche et les objectifs de La Riposte – Réponse aux camarades du blog « Vive le PCF », 14 agosto, 2008

En este texto, los compañeros de La Riposte responden a la crítica que los responsables del blog “Viva el PCF” – es decir, los dirigentes de la sección del distrito 15 de París del Partido Comunista Francés – hicieron de su nuestro proyecto de texto alternativo para el congreso del Partido: “Fortalecer el PCF, restablecer el marxismo”. Traducción de La démarche et les objectifs de La Riposte – Réponse aux camarades du blog « Vive le PCF », 14 agosto, 2008

 

Los responsables del blog “Viva el PCF” – es decir, los dirigentes de la sección del distrito 15 de París, que son sus principales contribuidores – no están contentos con la publicación de nuestro proyecto de texto alternativo: “Fortalecer el PCF, restablecer el marxismo”. El pasado 22 de julio, publicaron en su blog un artículo con la clara intención de desacreditar y marginar a los compañeros que apoyan las ideas de La Riposte (ver aquí). A través de una maraña de declaraciones falsas e insinuaciones, los compañeros y simpatizantes de La Riposte son presentados por Viva el PCF como elementos ajenos al partido.

Nunca es agradable verse en la obligación de responder a un ataque de este tipo, especialmente cuando no concierne las ideas y la política de La Riposte. Pero, por un lado, no podemos dejar sin respuesta esta clase de artículos, y por otro, esto nos da la ocasión de explicar mejor, ante los militantes comunistas, cuáles son los objetivos y planteamientos de La Riposte.

Los redactores de “Fortalecer el PCF, restablecer el marxismo” acogerán con los brazos abiertos cualquier tentativa de entablar discusiones entre comunistas sobre las ideas defendidas en este texto. Una confrontación fraternal y constructiva sobre las ideas sólo puede enriquecer las discusiones previas al Congreso. Sin embargo, los compañeros de Viva el PCF no hablan sobre el contenido de nuestro documento. Prefieren combatir La Riposte de una manera totalmente diferente. Para ellos, los comunistas que se reconocen en las ideas marxistas de La riposte, quienes redactan sus artículos, quienes participan en sus actividades, quienes aseguran su financiación, etc., se convierten por ese simple hecho en camaradas que “no tienen nada que ver con el PCF, su estructura y su historia”. Esta afirmación asombrosa nos obliga a recordar que el PCF es un partido democrático abierto a todos aquellos que quieren luchar contra el capitalismo, y que cualquier compañero, cualesquiera que sean sus opiniones, tiene el derecho de expresarse y participar democráticamente en todos los aspectos de la vida del partido.

¿Con qué derecho los compañeros de Viva el PCF se permiten estigmatizar así a los representantes de nuestro periódico? Los comunistas cercanos a las ideas de La Riposte no son diferentes de todos los demás. Pagan sus cuotas al partido, participan en sus actividades y en las campañas electorales. Algunos de ellos son miembros del partido desde hace décadas. Otros más jóvenes, son, por así decirlo, comunistas de tercera o cuarta generación. Lejos de no tener " nada que ver con la historia del PCF”, estos compañeros son parte de su historia. Esto no obliga a nadie a que comparta sus opiniones con respecto a la teoría marxista, el programa del partido o las cuestiones internacionales. Pero nadie tiene el derecho a cuestionar el valor de estos compañeros y su participación en el PCF.

" Organizado en un grupo al exterior del partido, nos dice nuestro detractor anónimo, [los militantes de La Riposte] se definen abiertamente, como la antena en Francia de un grupo internacional que se reivindica trotskista ", con base en el mundo anglosajón." Esto es sólo pura fantasía. Los compañeros que apoyan las ideas de La Riposte no son la "antena" de nadie del “mundo anglosajón", ni de cualquier otro lugar. La asociación, legalizada conforme a la ley de 1901, determina su política democráticamente y en total libertad, a través de su congreso nacional, al cual todos sus miembros pueden participar.

Es cierto que las ideas de La Riposte coinciden, en todos los temas clave, con las que defiende el conjunto de organizaciones marxistas conocidas como la Corriente Marxista Internacional (CMI). Desde nuestro punto de vista, el comunismo y el internacionalismo son absolutamente indisociables. Estamos orgullosos de nuestra asociación con este movimiento internacional, que para nosotros es una fuente de reflexión, discusión e información de valor incalculable. El intercambio de ideas con nuestros compañeros de lucha en todo el mundo – en Venezuela, Bolivia, Brasil, Italia, España, Pakistán, etc. – contribuye en gran medida a la educación política de nuestros propios compañeros, y la riqueza de nuestro periódico y nuestra página web, que ponemos a disposición de todos los comunistas.

Por cierto, contrariamente a las afirmaciones de Viva el PCF, la CMI no tiene su base en el “mundo anglosajón”. Como su propio nombre indica, se trata de un movimiento internacionalista y verdaderamente internacional. En total, la CMI está presenta en alrededor de 40 países. Pero su centro de gravedad, por así decirlo, no se encuentra en Europa, a pesar de una importante presencia en Italia y España. Su mayor sección está en Pakistán (ver aquí). Pero en los últimos años es en América Latina donde ha experimentado su mayor crecimiento. La sección venezolana en particular, ocupa un lugar importante en el movimiento revolucionario bolivariano. Las secciones de la CMI en México y Brasil también han estado en el corazón de las grandes luchas sociales y políticas que han conocido estos países en el curso del último periodo. La Riposte no es en ningún caso la “antena” de nuestro compañeros en Venezuela o Pakistán, o en todo caso, lo es en la misma medida en que éstos son “antenas” de La Riposte.

Viva el PCF califica a La Riposte de “trotskista” y la acusa de practicar “entrismo” en el PCF. ¿Realmente creen que pueden detener de esta manera la progresión de nuestras ideas en el partido? El objetivo de nuestro periódico, de nuestra página web, de nuestros documentos, de nuestros libros, de los numerosos actos públicos que organizamos y de toda nuestra actividad en general es de explicar y defender las ideas del marxismo. En lo que respecta a León Trotsky, consideramos que fue uno de los más grandes revolucionarios del siglo XX. Para nosotros, el marxismo y le “trotskismo” son una sola y misma cosa. Invitamos a todos aquellos que no están de acuerdo a explicarnos por qué. A fin de cuentas, la época en la que la simple evocación del nombre de Trotsky suscitaban un reflejo de hostilidad en el seno del PCF es agua pasada. Puede que los responsables de Viva el PCF la añoren, pero así es – y no por casualidad. Ya ha llovido mucho desde entonces. Según las predicciones de Trotsky, el capitalismo ha sido restaurado, en Rusia y en Europa del Este, por los mismos que acusaban a Trotsky de haber sido un agente de la burguesía. Además, los detractores de Trotsky deberían explicar qué es lo que le reprochan exactamente a aquel que, tras haber dirigido la revolución de 1917, junto a Lenin, y fundar el Ejército Rojo, ha pagado con su vida su lucha implacable contra la degeneración estalinista del Estado soviético y de la Internacional Comunista.

Hablemos ahora del “entrismo”. No es por nada que este término tiene una connotación extremadamente peyorativa en el movimiento obrero francés. En varias ocasiones, grupos de extrema izquierda han practicado eso que ellos llamaban una táctica “entrista” en el Partido Socialista, el Partido Comunista o las estructuras sindicales. Se trataba de enviar a la organización escogida individuos que no mostraban sus verdaderas ideas ni su pertenencia a una misma organización, con la misión de hacerse con posiciones clave. La más conocida de estas operaciones fue llevada a cabo en el PS por los lambertistas. Como decíamos, Lionel Jospin fue uno de estos peones. Cuando se pide a estos supuestos trotskistas que se comporten durante largos años como reformistas, acaban por convertirse en reformistas, como ocurrió en el caso de Jospin.

Es perfectamente evidente que el planteamiento de La Riposte no tiene nada que ver con este tipo de operaciónes. No conlleva ninguna actividad subversiva o hipócrita. Sus ideas son públicas y explicadas públicamente, en actos públicos, en su periódico y en su página web. Lejos de querer esconder sus ideas, La Riposte se esfuerza en hacerlas accesibles a un público cada vez más amplio. Su orientación hacia el conjunto de los comunistas es fraternal y constructiva, contribuyendo de esta manera al debate democrático en el seno del PCF sin el más mínimo sectarismo. Independientemente de las divergencias existentes entre La Riposte y la dirección actual del partido, nosotros animamos a todos nuestros lectores y simpatizantes a participar activa y lealmente en las campañas públicas y en la vida interna del PCF.

No cederemos ni un centímetro en nuestras ideas marxistas. Pero al mismo tiempo, el PCF podrá siempre y en todas las circunstancia contar con el apoyo de La Riposte. El comunicado de prensa que hemos publicado con ocasión de las últimas elecciones municipales, resume bastante bien nuestra orientación:

“La Riposte llama a sus lectores a votar masivamente en las elecciones municipales para infligir una fuerte derrota a los partidos de derecha. Tanto en primera como en segunda vuelta, hay que movilizarse entorno a las listas del PCF o apoyadas por el PCF. A la hora en que el capitalismo y sus representantes políticos nos imponen la demolición de las conquistas sociales, una progresión electoral de los partidos de izquierda animaría a todos aquellos que luchan contra Sarkozy y su gobierno.

“La Riposte milita para que el PCF le de la espalda al reformismo vagamente “antiliberal” que caracteriza su programa actual. Los compromisos y renuncias sucesivas de estos últimos años lo han debilitado considerablemente sobre los planes organizativo y electoral. Queremos que el partido recupere las ideas auténticamente comunistas. Es la única manera para el partido de invertir su declive. La Riposte se ha opuesto categórica y públicamente, por ejemplo, a la presencia de candidatos del PCF en listas comunes con el MoDem, tanto en primera como en segunda vuelta.

“Al mismo tiempo, a pesar de estas diferencias importantes, como hemos hecho en las pasadas elecciones, consideramos que es indispensable que todos los afiliados y simpatizantes del PCF se movilicen para fortalecer el partido y su base electoral.”

¿Esto está bastante claro, no? Y sin embargo, en lugar de combatir las verdaderas ideas de La Riposte, ¡el artículo de Viva el PCF prefiere presentarnos como la prolongación, en Francia, de un vasto complot internacional dirigido por personajes oscuros! Las acusaciones de nuestro Inquisidor prosiguen de esta manera: “Según la doctrina de sus inspiradores públicos directos, los oscuros Ted Grant y Alan Woods, hacen del entrismo el fundamente de su práctica política. Esta doctrina les ha llevado a afiliarse al Partido Laborista en Gran Bretaña o al Partido Socialista en Francia. Desde hace varios años, ante la situación de crisis en el PCF, decidieron pasar del PS al PCF. Si seguimos su principio entrista, esto sólo puede tener como objetivo tratar de influir sobre comunistas desorientados».

Este pasaje es el fruto de la ignorancia o de la mala fé – o más probablemente, de las dos a la vez. Tratemos de responder lo más sucintamente posible. En primer lugar, Alan Woods es un militante y un teórico marxista bastante conocido. No tiene absolutamente nada de “oscuro”. Es autor de numerosos libros sobre el marxismo. En 2004, un centenar de militantes vinieron a escucharle al local de la federación del PCF en París, en un acto sobre la revolución venezolana. Alan volverá para participar en una serie de actos públicos el próximo año. En Venezuela, es muy conocido por sus ideas marxistas y por ser el fundador de Manos Fuera de Venezuela. Hace varias semanas, hizo una gira de actos públicos que tuvo un gran éxito en el país (ver aquí). Chávez cita a menudo sus libros en la televisión. En resumen, podemos afirmar sin la menor sombra de duda que en Venezuela (y en otros países), Alan Woods es mucho más conocido – o mucho menos “oscuro” – de lo que lo son los responsables de Viva el PCF en el propio distrito 15 de París.

En cuanto a Ted Grant, hay que reconocer que ha sido visto mucho menos que Alan Woods en estos últimos años. Pero esto no es realmente culpa suya, puesto que murió en 2006. Pero durante su vida, ¡el no tuvo (tampoco) nada de “oscuro”! Señalemos que el autor de este ataque hacia La Riposte, que parece sentir una gran desconfianza hacia todo lo que le parece “oscuro”, no ha querido presentarse públicamente: no ha firmado su artículo.

Es totalmente falso decir que Ted Grant y Alan Woods “hacen del entrismo el fundamento de su práctica política”. En cambio, lo que ellos siempre han defendido es que las ideas marxistas no deben aislarse del movimiento obrero, como lo hacen los ultraizquierdistas, y que por el contrario deben participar activamente en las luchas y en las organizaciones tradicionales de los trabajadores. Estamos totalmente de acuerdo con esta opinión, que también era la de Marx y la de Lenin. En cuanto al Partido Laborista en Gran Bretaña, todavía existe un ala marxista – desde su creación en 1900, hasta nuestros días. La actividad de los marxistas del periódico Socialist Appeal se inscribe en esta tradición. Para el conocimiento de los “leninistas” de Viva el PCF, el propio Lenin insistió en repetidas ocasiones durante la creación de la Internacional Comunista, en que los comunistas británicos debían participar activamente en el Partido Laborista. Hoy, a pesar de lo que podamos reprocharle a los dirigentes pro capitalistas de este partido, el hecho es que el Partido Laborista es el único partido de la clase obrera británica. Por tanto, los marxistas británicos tienen toda la razón de participar y de librar una batalla contra Gordon Brown y sus amigos.

Viva el PCF presente de una manera totalmente inexacta la actitud de La Riposte en Francia respecto al PS y el PCF. Cuando La Riposte se creó en los años 90, no tenía ninguna influencia ni ninguna “base” propiamente dicha – ni en el PS, ni en el PCF, ni en ninguna parte, para ser totalmente francos. La asociación estaba abierta a todos aquellos que se interesaban en las ideas del marxismo – sin importar si eran miembros del PCF, del PS o de un sindicato. Lo que nos interesaba era reagrupar a aquellos que querían luchar por nuestras ideas revolucionarios. Este planteamiento no ha cambiado desde entonces. La Riposte está abierta a todos aquellos que quieren militar por las ideas del marxismo. Si los militantes del PS están de acuerdo con estas ideas, pueden unirse a nosotros, serán bienvenidos. Sin embargo, resulta que en la práctica ocurre que una amplia mayoría de los militantes que mostraron interés por nuestras ideas viene del PCF, de las JC y de la CGT – lo que no debería sorprender a nadie. Por tanto, La Riposte no ha “pasado del PS al PCF”, como lo afirma Vive le PCF. Mas bien son los militantes del PCF quienes “se pasaron” a La Riposte – permaneciendo en el PCF.

Dicho esto, es cierto que a partir de 2002, mientras la mayoría de nuestros miembros estaban en el PCF, nuestra asociación decidió que en adelante apoyaría al PCF electoralmente y que animaría a la juventud y a los trabajadores a afiliarse al partido, para fortalecerlo frente a la derecha y al capitalismo. Esta decisión respondía a las llamadas de Marie-George Buffet (secretaria general del PCF) para que las asociaciones de izquierda se agruparan en torno al partido. Desde entonces, la influencia de La Riposte no ha dejado de aumentar, tanto al interior, como al exterior del PCF, gracias a nuestro trabajo paciente y sistemático de explicación de las ideas del marxismo. Es esto evidentemente lo que supone un problema para Viva el PCF. La historia del “entrismo” y del “paso al PCF” no es más que un intento – entre otros- de desacreditar a La Riposte de manera fácil, sin tomarse la molestia de responder a sus ideas.

Por último, recordemos que en el transcurso de los últimos 30 años, el problema del PCF no fue tanto el “entrismo” sino el “salismo”, por así decirlo. El partido ha perdido centenares de miles de afiliados. Como nosotros explicamos en nuestro proyecto de texto alternativo, esta hemorragia de militantes ha sido la consecuencia del carácter cada vez más abiertamente reformista del programa del partido y, sobre todo, del comportamiento de su dirección bajo los gobiernos de Mitterrand y Jospin. No es La Riposte quien debilita al PCF. Al contrario, está ahí para ayudar a los comunistas a enderezarlo.

La Riposte conserva evidentemente su propia estructura. Eso que los responsables de Viva el PCF llaman un “grupo exterior” es simplemente una organización distinta e independiente en lo que respecta a las estructuras del partido. Esto es perfectamente sano y normal. No hay que mezclar lo todo. Todos los aspectos de la actividad militante de La riposte – la publicación del periódico, la organización de actos públicos, la impresión de libros, panfletos y carteles, viajes, gastos postales, etc. – cuestan dinero. Estas mismas actividades deben ser gestionadas colectiva y democráticamente por los afiliados de la asociación. Todos los comunistas comprenderán que esto implica un mínimo de organización y, por tanto, un sistema de cuotas. No es tarea del PCF financiar las actividades de La Riposte. Reprochar a La Riposte de estar “organizada”, es reprocharle su propia existencia. Una cosa va con la otra. El periódico y todas la actividades de La Riposte son totalmente financiadas por los comunistas que son adherentes o simpatizantes de la asociación. Es decir, que además de su cuota al partido, pagan una cuota mensual a La Riposte. Las finanzas de La Riposte deben estar totalmente separadas de las del partido.

Los comunistas comprenderán fácilmente que el hecho de dotarnos de estructuras propias no implica en absoluto que preparemos un “complot” contra el PCF. La tentativa de denigrar a los compañeros del partido que apoyan las ideas de La Riposte y las presentan como las “antenas de fuerzas oscuras exteriores y anglosajonas” – no llevará a nada. Si La Riposte progresa, es porque las ideas que defiende se corresponden con las convicciones profundas de un gran número de comunistas. Entre ellos hay jóvenes – ¡afortunadamente!-, y también hay muchos que son miembros del PCF desde hace 20, 30 o 40 años. Algunos son responsables de agrupación o de grupos de base. Otros han representado al partido en las elecciones municipales, cantonales o legislativas. Otros tienen importantes responsabilidades sindicales. Tratar a estos compañeros como elementos “exteriores” al partido, como lo hace Viva el PCF, es totalmente grotesco. Podemos entender que los responsables de Viva el PCF quieran impedir el avance de La Riposte. Pero jamás lo conseguirán tratando de denigrar o marginar a nuestro compañeros. La única manera de luchar contra La Riposte es demostrando en qué sus ideas no son válidas. Si los responsables de Viva el PCF son incapaces de hacer frente a La Riposte en el terreno de las ideas, acabarán simplemente por desacreditarse.

Pero volviendo a la crítica incendiaria de nuestro anónimo detractor, que todavía no ha terminado de mostrar su repertorio, o más bien, de tirarlo a la basura: “Desde que están en el PCF, [los militantes de La Riposte] intentan propagar, principalmente a través de internet, independientemente de toda base militante, textos susceptibles de suscitar el acuerdo de los comunistas que siguen reivindicándose marxistas. Sus textos sobre la revolución cubana se han adaptado al nuevo partido”.

Pasamos de la idea según la cual los miembros y simpatizantes de La Riposte no tienen “ninguna base militante”: ya hemos respondido a esto más arriba. Lo que nos interesa aquí es el espectacular descubrimiento de nuestro crítico: ¡La Riposte habría cambiado su posición en lo que respecta a la revolución cubana para “adaptarse” al PCF! Si esto es correcto, nuestro anónimo investigador debe – como cualquier buen policía – tener a su disposición los documentos de La Riposte que prueban claramente este cambio de posición. Pero, ¡ay!, estos documentos no existen por una simple razón: la posición de La Riposte sobre Cuba, tal y como la hemos desarrollado en numerosos textos, jamás ha variado (ver aquí). Como sobre otros tantos temas, la insinuación de Viva el PCF no se corresponde en absoluto con la realidad.

Arrastrado por el torrente irresistible de sus errores, nuestro amigo prosigue: “[La Riposte] se beneficia de la complacencia por parte de las dirección más reformista del PCF, en particular de la de París, donde pueden poner trabas a la unión de los comunistas que se oponen a la liquidación del PCF.” ¡He aquí una noticia totalmente asombrosa! Por lo visto, los dirigentes nacionales del PCF apoyarían a La Riposte o facilitarían su trabajo con el objetivo de dividir a los comunistas opuestos a la liquidación del partido. Este apoyo se daría más particularmente – Dios sabrá por qué – en el caso de los dirigentes de la Federación de parís. ¡Qué cosa más absurda! Las relaciones entro los responsables parisinos de La Riposte, por un lado y los responsables federales del PCF en Paris del otro, son totalmente cordiales y fraternales, a pesar de nuestros desacuerdos en el plano político. Pero La riposte nunca ha pedido nada a los dirigentes federales parisinos – ni inversamente. Por ejemplo, ningún militante de La Riposte tiene un cargo en el Consejo Federal. De nuevo, o los responsables de Vive le PCF precisan a qué tipo de “complacencias” se refieren, o los militantes del PCF deberán concluir que no son más que pura invención con el objetivo de desacreditar tanto a La Riposte como al PCF de París.

Las líneas que acabamos de citar son inmediatamente seguidas por estas otras: “Esto es lo que constatan nuestros compañeros italianos de Refundación Comunista en la preparación de su congreso en el que se presentó una moción parasitaria de la antena italiana del mismo grupo, intentando distorsionar con el beneplácito de las direcciones salientes, desaprobadas tras las últimas elecciones”. En resumen, además de ser los actores de un complot orquestado desde el exterior – en algún lugar de la tierra anglosajona -, los militantes de La Riposte de hecho están a sueldo de los “liquidadores” del partido, con la misión de dividir a los adversarios a la liquidación. Y como prueba, Viva el PCF, evoca el supuesto comportamiento de nuestros compañeros italianos de Falce Martello – quienes son la “antena” de la misma conspiración internacional, seguramente a sueldo del liquidador Bertinotti… Realmente, si todo esto es cierto, ¡los trabajadores del mundo entero le deberán un eterno reconocimiento a Viva el PCF por haber desenmascarado semejante conspiración internacional monstruosa!

Desgraciadamente para Viva el PCF , los hechos han desmentido claramente estas absurdas acusaciones. Pocos días después de la publicación del artículo en Viva el PCF, el congreso del Partido de refundación Comunista (PRC) tuvo lugar, donde la realidad de las alianzas se hizo pública. Nuestros camaradas de Falce Martello siempre se han opuesto enérgicamente a cualquier liquidación del PRC, como La Riposte se opone a la liquidación del PCF. En el Congreso del PRC, nuestros compañeros italianos obtuvieron un porcentaje de votos susceptible de dar una mayoría a los adversarios de los “liquidadores”. Y es evidentemente eso lo que hicieron (ver aquí). Sin la aportación de Falce e Martello, los liquidadores Bertinotti y Vendola todavía estarían en la dirección del PRC- y la resolución final del congreso, que descarta cualquier disolución del partido, no habría sido mayoritaria. Dejamos a Viva el PCF la tarea de explicar por qué los compañeros que ellos describen como “parásitos” y agentes de los liquidadores han contribuido a infligirles tan sangrante derrota.

Esta acumulación de errores graves, de mentiras y de insinuaciones con mala fé no hace honor a los responsables de Viva el PCF. ¡No nos atrevemos a imaginar el ambiente que reinaría en el partido si tomaran la dirección! Estamos convencidos de que los ataques de este tipo no tienen la unanimidad entre los simpatizantes de Viva el PCF, entre los cuales se encuentran algunos que nos han transmitido su simpatía y apoyo. El enfrentamiento necesario entre los diferentes programas y orientaciones en el seno del partido debe hacerse con claridad y fraternidad. Cierto, cada “corriente” puede defender sus ideas vigorosamente, con firmeza. Pero los textos como el publicado por Viva el PCF no son constructivos. No hacen más que añadir confusión.

¿Cual era la principal motivación de Viva el PCF con la publicación de este artículo? Es muy sencillo. Los responsables de Viva el PCF preparan un texto alternativo para el congreso del PCF en diciembre próximo. Desde esta perspectiva, ven la publicación de nuestro texto alternativo – “Fortalecer el PCF, restablecer el marxismo”- como una iniciativa “parasitaria”, por retomar su terminología. En otras palabras, les hacemos sombra. Pero de nuevo, les aconsejamos que respondan al contenido político de nuestro texto, antes que tratar de provocar mediante golpes bajos la desconfianza de los militantes- que no son tan tontos como parece pensarlo Vive le PCF. Por nuestra parte, diremos lo que pensamos del texto alternativo de Viva el PCF, cuando sea publicado. Y seguimos abiertos a una discusión seria y fraternal con todos los compañeros que lo deseen, con el objetivo de confrontar nuestras ideas y de enriquecer el debate interno en el partido. Es el único método de discusión correcto entre militantes comunistas.

Greg Oxley y Jérôme Métellus (PCF de París)

Fecha: 

14 de agosto de 2008

News Reporter

Deja un comentario