Medio Ambiente - Principales - 22 marzo, 2019

El nuevo megaproyecto residencial en Apopa

La empresa a cargo de ya varios proyectos inmuebles denominada “Urbánica” ahora llevará a cabo un negocio más en Apopa. Según el acta de sesión ordinaria disponible en el Portal de Transparencia (transparencia.gob.sv) describe:

“Que la Sociedad DUEÑAS HERMANOS LTDA., desarrollará el proyecto de Urbanización denominado “Ciudad Valle El Ángel”, sobre una extensión de al menos 508 Manzanas, la cual estará conformado por: 3,500 lotes para vivienda, 3,000 apartamentos en edificios de 3 niveles, área de restaurantes, comercio, hoteles, hospitales, escuelas y terminal de autobuses, ubicado en prolongación del Boulevard Constitución entre Nejapa y Apopa, Cantón Joya Galana, municipio de Apopa, departamento de San Salvador”

La perspectiva que se tiene desde el gobierno sobre la “inversión privada” sigue siendo una falacia que venden una y otra vez a la población, afirmando que es una oportunidad de generación de empleos y en general que es un elemento positivo para la economía del país. La realidad es muy diferente cuando se pone atención en quién verdaderamente se lucra de proyectos de esta índole, empezando por el impacto ambiental que causará en la zona: deforestación, explotación de los suelos y control de la gestión del agua en toda la zona; con los “permisos” de parte de ANDA para perforar 8 pozos profundos. Un caso parecido en donde se alabó la inversión privada con el propósito de generar fuentes de empleo, expansión tecnológica y en general un crecimiento económico sostenido y sustentable que permitiera el desarrollo del país y el bienestar de la población; entre otras mentiras, fue el proyecto de urbanización “El Encanto” conocido hasta la fecha por empeorar la situación de las comunidades de las cuales el 75% no tiene agua ni para beber pero sí hay de sobra para regar el campo de golf y demás actividades en el lujoso club de la Villa El Encanto. Cualquier ingenuo puede sacar al debate que es la Villa El Encanto quien dona pipas para los pobladores pero se olvidan de que por ellos mismos es que no hay agua para estas comunidades.

Una vez más será la población quien tendrá que lidiar con condiciones indignas cuando sean privados del acceso al agua potable, alrededor de una residencial que gozará día y noche del recurso hídrico, además de empeorar el clima de la zona de por sí ya caluroso, y donde una familia promedio no puede costearse una vivienda de ese tipo.

Por eso como Bloque Popular Juvenil repudiamos cada acción donde los únicos que se vean favorecidos sea la empresa privada y donde el gobierno sea cómplice de medidas que entorpecen la vida de por sí ya miserable de la clase trabajadora. En nuestro programa de transición abogamos porque la vivienda digna sea un derecho básico para todo ser humano, debemos luchar por la obligatoriedad de rentar a no más del 30% del salario mínimo, asegurando los servicios de salubridad (luz, agua, condiciones higiénicas, espacios decentes para evitar el hacinamiento y la precariedad, etc.), planes de crédito público justos sin discriminación por cuestiones de ingreso salarial, entre otras medidas que garanticen el acceso a una vivienda digna a la clase obrera y los jóvenes en todo el país. Por eso preguntamos ¿es necesaria otra urbanización como la planificada como Urbanica, cuando hay miles de casas en otras residenciales inutilizadas porque la clase obrera no puede pagar ni su alquiler ni el valor de su venta? ¿No sería mejor hacer que las empresas bajen sus costos para que la vivienda se asequible en el país? ¿Qué mueve a las empresas urbanísticas la necesidad de la gente o la necesidad de hacer más dinero?

 

1 comentario

Deja un comentario