El BPJ conmemora a Monseñor Romero en las tradicionales Alfombras

Como BPJ año tras año decidimos participar en las tradicionales alfombras, en las que reivindicamos el pensamiento de Romero. Desde temprano se preparan los materiales, como aserrín, sal teñida y otros con los que reivindicamos a los mártires de los años de conflicto que tienen a uno de sus más queridos representantes a Romero.


Acabamos de vivir el 30 aniversario de la muerte de Monseñor Oscar Arnulfo Romero el cual estuvo marcado por muchas satisfacciones, pues como nunca vimos durante los 20 años de gobierno de ARENA los medios de comunicación estuvieron transmitiendo muchas actividades en torno a la conmemoración. El  presidente Mauricio Funes también puso su aporte por medio de un concierto gratuito que se celebró en el CIFCO (Centro Internacional de Ferias y Convenciones), donde se presentó un documental que se realizó con músicos del país y que tiene por objetivo traer a nuestros días todo el legado de lucha que representó Monseñor Romero en los años previos al conflicto armado, en medio de una gran represión y una censura casi total a la palabra de las organizaciones de izquierda, ahí se dice que Romero fue la voz de los sin voz. El video que se presentó en este concierto también debe ser usado dentro de las instituciones educativas e incluyó en la cartilla y programa educativo la vida de Romero,  algo que anteriormente no se retomaba con la veracidad e importancia que se merecía, solo lo hacían los maestros comprometidos.
Ahora 30 años después de su asesinato no cabe duda que monseñor sigue plenamente en las corazones de los y las salvadoreñas y que es un referente dentro de la iglesia comprometida así como de las organizaciones tradicionales de los más pobres de la sociedad salvadoreña. La marcha de los farolitos a la par de la del primero de mayo, día del trabajador, son las dos más numerosas y tradicionales que año tras año llenan y abarrotan las calles de San Salvador.

Visión de Romero ante las organizaciones de masas
El pensamiento de Romero en los últimos tres años de su vida avanzó a grandes zancadas, en una de sus homilías Romero hace referencia a la organización de masas como respuesta concreta y medio de lucha en contra del poder de la oligarquía que utilizaba su estado para reprimir y descuartizar a la gran mayoría. Romero no creía que las acciones aisladas nos llevaran a transformar la sociedad sino que debíamos dar una lucha en conjunto el proletariado junto a las demás capas explotadas.
La semana santa de El Salvador no está  ausente de todo este legado, en el pasado los Comités Eclesiales de Base (CEBES) jugaron un papel muy importante al potenciar la organización y en muchas parroquias salvadoreñas podemos apreciar a sacerdotes o monjas que intentan aplicar la “opción preferencial hacia los pobres”.  

El BPJ conmemora a Romero
Como BPJ año tras año decidimos participar en las tradicionales alfombras, en las que reivindicamos el pensamiento de Romero. Desde temprano se preparan los materiales, como aserrín, sal teñida y otros con los que reivindicamos a los mártires de los años de conflicto que tienen a uno de sus más queridos representantes a Romero. A muchos sectores de la iglesia no les parece lo mas apropiado pero lo cierto es que Romero no creía que debíamos esperar a tener una vida mejor después de la muerte creía en la transformación desde la misma gente y su entorno, en este momento y fue muy duro al decir a la burguesía que la injusta distribución de las riquezas era el mal de la sociedad y que el que no luchaba por cambiar esta desigualdad no podía en realidad llamarse cristiano.
Como organización participamos en la elaboración de alfombras de diversos municipios de San Salvador, además colocamos mesas de materiales políticos y en particular pusimos a disposición la Biografía que el prestigiado marxista británico Alan Woods ha escrito sobre la vida y muerte de Monseñor Romero como homenaje al 30 aniversario de su asesinato. En algunos casos lo hicimos colaborando en la elaboración que el FMLN realizó en dichos municipios.


 

No a la impunidad
Cuando la burguesía no puede por medios democráticos mantener la explotación recurre a los aparatos de represión del estado para mantenerse en el  poder, el siglo pasado nos ha dado infinitos ejemplos a nivel mundial de esta verdad de la lucha de clases. El asesinato del arzobispo romero es uno de estos ejemplos, no es una acción aislada, ni la suma de acciones aisladas sino el aparato del estado que con la mejor claridad nos muestra el rostro opresor con el que se sustenta. Ante esto la impunidad es la salvaguarda que a permitido que incluso genocidas a nivel mundial anden libres por las calles como si las revoluciones, guerras, o levantamientos como los del salvador en los años 70 fueran simples malos entendiditos y solo debamos dar la vuelta a una hoja de la historia y olvidar todo el dolor que ahora carcome mas la sociedad salvadoreña. El FMLN y el actual gobierno deberían dar una postura más férrea para dar muestras de no permitir que esto vuelva a suceder. Solo erradicando la sociedad de clases que es la que permite se sostenga el tejido  económico político y judicial de la impunidad podremos dar pasos certeros hacia la sociedad que romero apostaba a construir desde la gente misma, con sus organizaciones y todo su potencial, una sociedad construida en líneas socialistas.

 

No a la impunidad
Que viva romero

Abril de 2010

 

News Reporter

Deja un comentario