2 julio, 2021

Decreto transitorio para selección de nuevas plazas de maestros, una clara transgresión a la Ley de la Carrerea Docente

Por Vladimir Elías Montes – Trabajador de la educación

El 22 de junio de 2021 bien podría haber sido otra fecha conmemorativa muy amena del día del docente; sin embargo, la ministra de Educación sorprendió al gremio con una noticia que dejó atónitos a miles de maestros que estaban a la expectativa del anuncio para el concurso de las nuevas plazas para ingresar al sistema público educativo.

El Día del maestro, en el contexto de la crisis por la emergencia sanitaria del COVID-19, ha carecido de los actos de reconocimiento y estímulo a la labor docente que tradicionalmente acompañan esta celebración; al contrario, el ambiente está muy enrarecido por medidas de coerción y máxima supervisión que rayan en lo absurdo como las de no aceptar invitaciones de alcaldías y ONGs para reconocer la labor de los docentes en días laborales o la de silenciar o prohibir la difusión de denuncias de los problemas y deficiencias con los que cuentan los centros escolares de todo el país1.

En lugar de anunciar un incremento al incentivo de la labor docente, que tiene años de ser paupérrimo, o un avance en el tema de las pensiones para que los maestros que ya cumplieron con su edad de servicio puedan retirarse merecidamente a descansar, la propuesta fue la de un Decreto Transitorio para Concurso de Plazas Vacantes de Docentes por Ley de Salario que claramente busca inclinar la balanza hacia los maestros que han tenido la oportunidad de ejercer interinatos.

Las disposiciones transitorias

El contenido del decreto es bastante claro y especifica las condiciones que regirán el proceso de selección que se esperaba fuese tal cual lo estipula la Ley de la Carrera Docente (LCD), pero para sorpresa del gremio en general, en la práctica transgrede lo que dicta el documento de la LCD en su artículo 18 sobre el Ingreso a la Docencia, que en su inciso 4 reza de la siguiente forma:

“Para efectos de lo anterior, cuando se trate de plazas y partidas nuevas la unidad de recursos humanos hará saber al sector docente y al Consejo Directivo Escolar la disponibilidad de plazas y Ministerio de Educación de la República de El Salvador partidas mediante publicación en un periódico de circulación nacional y por otros medios que estime conveniente, que hará en el primer trimestre de cada año. Cuando se tratare de plazas antiguas, la unidad de recursos humanos hará el aviso correspondiente en la época que fuere necesario.

“En todo proceso de selección, el Tribunal Calificador, deberá tomar en consideración en primer lugar el derecho a traslado, la antigüedad en la graduación, el reingreso, la especialidad, el lugar de residencia y las pruebas de selección cuando hubiere igualdad de condiciones; los educadores salvadoreños tendrán prioridad sobre los demás centroamericanos y éstos sobre los demás extranjeros2”.

De un plumazo y de manera inconsulta con el gremio docente representado en varios sindicatos, la ministra anunció que se suspendían las publicaciones de plazas para nuevo ingreso a publicarse en junio y que se aprobaba de manera expresa con el aval de 64 votos a favor, en su mayoría de la bancada oficialista, el decreto transitorio antes mencionado.

En esencia este decreto busca, de acuerdo con lo planteado por la ministra Hananía, dignificar a los maestros ya que según sus palabras: “Teníamos que proponer este decreto porque existen más de 3,000 interinos esperando, si no se hacía este año tenían que esperar un año más3”. Esto significa en un lenguaje llano y sencillo que se busca favorecer a los docentes que han logrado tener un acceso a ejercer la función docente de manera temporal. Estos docentes en condición de interinatos no son, en todo caso, culpables del caos que por años se ha enquistado en el Ministerio de Educación con sus prebendas y niveles de corrupción que oscilan desde las máximas autoridades, las jefaturas departamentales hasta los centros educativos donde se trata de favorecer a unos en detrimento de otros. Para nadie es un secreto, por ejemplo, que tienen que existir fuertes nexos e influencias con los jefes cuando se trata de otorgar estos espacios temporales a nivel de docencia y de administración a personas específicas.

Aunque en el papel se menciona que habrá oportunidad tanto para los interinos actuales como para los que nunca han ejercido la docencia en el sistema público, los filtros establecidos para la selección otorgan una clara ventaja de los docentes interinos sobre los docentes en espera, quienes por años han estado a la expectativa de ser contratados por ley de salarios —hay quienes aseguran que llevan más de 20 años esperando por una plaza pública— y todo parece indicar que la etapa de la edad laboral productiva se ha esfumado en intentos fallidos de poder ejercer la docencia en el sistema público, quedando sólo la alternativa de los colegios privados donde se les ofrece en su mayoría salarios de hambre, o el dedicarse a otras actividades para lograr subsistir.

Cabe mencionar que esta propuesta no es totalmente nueva, ya se escuchaba entre los círculos de los sindicatos y asociaciones una similar durante el gobierno anterior del profesor Sánchez Cerén. Lo que difiere entre la actual propuesta y la anterior es quizá el método de selección y el ente regidor encargado del proceso que debía ser el Tribunal Calificador de la Carrera Docente. El decreto transitorio pasa por encima del Tribunal y otorga toda la potestad al Ministerio de Educación—se cuidan de mencionar nombres o una dependencia definida del MINEDUCYT—quien se apoyará en “empresas privadas” que se especializan en la selección de Recursos Humanos.

Ante este escenario, las autoridades de educación con el aval del presidente de la república y la bancada oficialista definieron una serie de requisitos para los aspirantes a nuevo ingreso donde la ventaja claramente está a favor de los docentes que poseen experiencia reciente en interinatos:

1) Evaluación favorable obtenida en las pruebas psicométricas de personalidad;

2) La calificación obtenida en la prueba de conocimientos;

3) La experiencia previa satisfactoria obtenida como docente interino en el sector público, en una plaza por Ley de Salario, en los últimos tres años de forma consecutiva;

4) La especialidad docente. Se probará con la especialidad que conste en su título, así como de los procesos de formación especializada que haya recibido; y

5) El lugar de residencia personal, según sea accesible al centro escolar al que aspira4.

Uno de los mayores impulsores de dicho decreto es el diputado del Partido Demócrata Cristiano (PDC) y propietario de uno de los colegios privados de mayor demanda en el área técnica (ITEXSAL), Reynaldo Carballo, quien según él: «Ahora va a ser el MINED el que selecciona a la persona más preparada; por eso felicito a la ministra Carla de Varela porque está haciendo verdaderos cambios. Ya no queremos jóvenes que trabajen de cualquier cosa, queremos jóvenes bien preparados que tengan mejores oportunidades5«, como si la formación académica por sí sola tuviese la capacidad de cambiar el sistema de las relaciones de producción y el intercambio de bienes y no éstas últimas las que dictan el perfil de profesionales o nivel educativo que se requiere para continuar funcionando a bajos costos. La sociedad y su sistema productivo y económico es la que dicta el tipo de ciudadano que necesita y su nivel de conocimiento y no a la inversa.

¿Dignificar la labor docente?

Los docentes deben ser profesionales altamente capacitados y formados de manera integral, en eso nos parece que coincidimos todos, el hecho que se gradúen docentes con grandes deficiencias y que no puedan ni redactar, según la ministra, no es totalmente culpa del docente en sí,  sino del sistema que permite que sea promovido en esas condiciones, y aquí ha jugado un papel nefasto el mercado y los intereses privados en la educación, con universidades que en el afán de lucro forman profesionales en esta área y no se inmuta al ver que no llenan los requisitos para ser graduados. Pero también el sistema público ha contribuido a fomentar las deficiencias en lugar de superarlas, asunto que ha sido omitido maliciosamente por la ministra, al no aceptar que el sistema de promoción masiva desde hace años estimula el ascenso a los grados inmediatos, sin que exista un método para que las competencias sean plenamente adquiridas y desarrolladas por los estudiantes.

Para los docentes con muchos años de espera esto es un claro atentado contra sus aspiraciones y los coloca en una situación desventajosa y prácticamente los está inhabilitando por varios años más, se suma a esto la frustración y el impacto emocional que genera no poder tener un espacio en donde desarrollar su labor. Como dato curioso, cabe mencionar que el diputado Carballo solicitó se investigara el proceso de selección de directores del año 2017, por considerarlo viciado y con poca credibilidad por parte del Tribunal Calificador, dado que según él la conformación de sus miembros benefició a docentes allegados a Andes 21 de Junio y eran cuotas que el partido en el poder se comprometió a otorgar, por tanto esos docentes interinos en su mayoría fueron seleccionados de acuerdo a criterios muy subjetivos y por su cercanía a dicha gremial y al partido de izquierda. Sin embargo, Carballo es ahora uno de los que celebra el hecho que se trate de coadyuvar a los docentes que han ejercido los últimos 3 años.

La aplicación de una serie de pruebas para comprobar el nivel de conocimiento y de competencias en los docentes ha sido ya cubierta anteriormente con las pruebas que realizan para obtener su escalafón y poder ejercer su profesión, esto representa el primer filtro para los docentes que aspiran a una plaza y no son pocos los que aún no superan este tipo de pruebas. Por tanto, creemos que la aplicación de más pruebas es innecesaria y sólo representa un subterfugio para encubrir el mecanismo para la selección de las nuevas plazas que como reza el literal 3 del decreto, la ventaja es clara para quienes tienen 3 años de ejercer un interinato de manera consecutiva. Otra cuestión que atañe más desconfianza en esta forma de selección que ha definido el MINEDUCYT es el hecho que los resultados serán irrefutables, de existir inconformidad o sospecha sobre la asignación de plazas no habrá a quien recurrir y tampoco se podrá impugnar dichas plazas.

La dispersión y la división del gremio continúa

 

Ante tal situación, los docentes tienden a preguntarse dónde están los sindicatos del gremio y qué están haciendo para contrarrestar esto. Las respuestas a estas preguntas las vemos directamente en la vida cotidiana. Los sindicatos se han convertido prácticamente en cascarones vacíos que en el mejor de los casos mantienen una directiva de viejos y desgastados compañeros que sólo logran mantenerse en sus puestos gracias a las cuotas sindicales que aportan sus afiliados y debido a la poca democracia interna en los mismos, donde los antiguos líderes son elegidos o autoelegidos una y otra vez para sus cargos con poca o nula participación de sus bases en lo que deberían ser procesos verdaderamente democráticos de debates y propuestas. Pero en el mejor de los casos, la militancia sólo es movilizada para “ratificar” camarillas tal cual herencia de los viejos y actuales partidos políticos.

Ante tal situación no es extraño que la confianza y desprestigio de los sindicatos se haya incrementado en los últimos años, de ser todo lo contrario, éstos se mantendrían fuertes, bien organizados y cohesionados y con un claro discurso de clase y una orientación política bien definida establecida en sus estatutos y en su programa de luchas reivindicativas. Otros docentes creen que es infructuoso el querer regenerar o convertir estos sindicatos en verdaderas herramientas de lucha y optan por salir y establecer nuevos sindicatos del gremio que son puestos a prueba y demuestra lo limitado de su influencia y su programa a la hora de querer movilizar y contrarrestar medidas como el actual decreto. Esta historia la hemos visto con varios sindicatos que son creados con poca militancia y carecen del arraigo, influencia o estructura necesaria, y tristemente sus convocatorias y propuestas para revertir los ataques caen en saco roto.

 

Debido a la poca o nula respuesta de los sindicatos ante tal situación y la sumisión de otros, el lunes 28 de junio un grupo de maestros sin representación sindical, asesoría jurídica, sin fondos, y aglutinados de manera empírica, pero con el instinto de clase que caracteriza a los trabajadores representados en las asociaciones llamadas AMAESPOSV y ADESPO, dejaron las redes sociales y se lanzaron a exigir que se respete la Ley de la Carrera Docente presentando sus demandas ante el inquilino de CAPRES, y ante la Asamblea Legislativa, donde casualmente se encontraron con una reunión que en esos momentos sostenía la ministra de Educación junto con los sindicatos de docentes precisamente para dar a conocer el contenido del decreto no para escuchar sugerencias o cambiar algo de su contenido. Una delegación de docentes intentó tener contacto con la ministra Hananía, pero se les imposibilitó el ingreso debido a que carecían de “reconocimiento jurídico” así pues, en la casa del pueblo sólo se le escuchará si a usted lo representa un abogado.

Los medios dieron cobertura a la exigencia y a la movilización de los docentes sin plaza y en espera, la consigna que prevaleció fue la derogación del decreto en su totalidad, el respeto a la LCD y que se publiquen las plazas según lo acordado. Si esta asociación logra su estatus legal se sumará al conjunto de sindicatos y asociaciones de docentes que ya existen. Lastimosamente esta condición de atomización sólo favorece a las patronales, en este caso al MINEDUCYT, ya que es mucho más fácil imponer al gremio y manipularlo si está altamente dividido y si cada uno busca su propio prestigio y reconocimiento, una política condenada al fracaso. Esto sólo ayuda a perpetuar la crisis de la situación laboral del gremio, como ya hemos dicho muchas veces, la crisis del movimiento representa en resumen la crisis y la debilidad de su dirección. El nivel y la capacidad que tenga el gremio para unirse de nuevo será un factor determinante para poder contrarrestar cualquier ataque a las condiciones laborales que las autoridades intenten imponer a los maestros en los próximos años.


Notas:

[1] Machuca, M. (2021). Imponen «Ley Mordaza» a docentes. abril 224, 2021, de LPG Sitio web: https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/Imponen-Ley-Mordaza-a-docentes-20210423-0125.html
[2] Legislativa A. (2006). Ingreso a la Docencia. En Ley de la Carrera Docente (5). San Salvador: Diario Oficial.
[3] Legislativa P.  (2021). Más de 3000 docentes interinos podrán someterse a proceso de selección para optar a plazas por Ley de Salario. julio 01, 2021, de Asamblea Legislativa Sitio web: https://www.asamblea.gob.sv/node/11310
[4] Educación M. (2021). Ministra de Educación presenta a la Asamblea Legislativa Decreto Transitorio para Concurso de Plazas Vacantes de Docentes por Ley de Salario. junio 30, 2021, de Ministerio de Educación Sitio web: https://www.mined.gob.sv/2021/06/ministra-de-educacion-presenta-a-la-asamblea-legislativa-decreto-transitorio-para-concurso-de-plazas-vacantes-de-docentes-por-ley-de-salario-2/
[5]   Legislativa P.  (2021). Más de 3000 docentes interinos podrán someterse a proceso de selección para optar a plazas por Ley de Salario. julio 01, 2021, de Asamblea Legislativa Sitio web: https://www.asamblea.gob.sv/node/11310

1 comentario

  1. Yo soy docente con horas clases y me gradué en el 1999 y aún no tengo plaza somos dos hermanas que no hemos podido obtener una plaza y no se si a nosotros nos toman en cuenta?

Deja un comentario