Archivo - 15 junio, 2011

Alba Petroleos culmina importante inversión en nuestro país

El 19 de mayo se inauguró en Acajutla la planta de almacenamiento y procesamiento de crudo “Jorge Shafick Handal”. Esta contó con la asistencia de la dirección de nuestro partido, representantes de Alba petróleos de Nicaragua, visitas del partido socialista de Perú, representantes de PDVSA y la embajadora de Venezuela en nuestro país: Nora Uribe Trujillo.

El 19 de mayo se inauguró en Acajutla la planta de almacenamiento y procesamiento de crudo “Jorge Shafick Handal”. Esta contó con la asistencia de la dirección de nuestro partido, representantes de Alba petróleos de Nicaragua, visitas del partido socialista de Perú, representantes de PDVSA y la embajadora de Venezuela en nuestro país: Nora Uribe Trujillo.

Esta planta es una de las infraestructuras más importantes en la última década, alcanzando una inversión de 120 millones de dólares. En enero de 2006 se creó ENEPASA (Energía para El Salvador) apenas unos días antes de la muerte de Shafick y con la participación de varias alcaldías, haciendo así una política paralela a la del estado. En abril de ese mismo año se creó Alba petróleos de El Salvador que ha generado al fisco desde entonces 122 millones en impuestos. Actualmente la idea es que la factura de crudo que se adeude a Venezuela vía esta asociación pueda ser pagada incluso con mercancías como granos y otros en cuya producción están trabajando las alcaldías. Pero el dato más relevante es la posibilidad de acceder a créditos al 1% de interés anual con los que cada alcaldía piensa llevar a cabo obras en los municipios, esto según una entrevista realizada a Ruiz Tirado, representante de negocios en septiembre del año pasado.
La relación con Venezuela es para toda la militancia del FMLN de mucha importancia pues la revolución en este país ha avanzado mucho, aunque estamos convencidos que se debe profundizar aún más. Las miles de personas que han viajado a operarse de los ojos y los cientos de jóvenes becados en este hermano país son muestra de cómo se puede poner al servicio de la gran mayoría los recursos de nuestros países. Lo relevante de este acontecimiento es que se ha construido una obra no con una empresa del imperio sino más bien con PDVSA, empresa nacionalizada que ha recibido el boicot de la oligarquía (que aun continua). PDVSA fue tomada por los trabajadores, quienes la pusieron a producir para evitar el desabastecimiento. Parece fácil decirlo pero es una lucha feroz que el proletariado venezolano ha llevado a cabo. Actualmente hay muchas empresas que funcionan bajo el control de los obreros y que están esperando la nacionalización. La lección es muy importante: la lucha es por una economía nacionalizada con democracia obrera donde los recursos se pongan al servicio de los explotados.
19 de mayo de 2011

Deja un comentario

Check Also

El liberalismo corporativo se instala en Centroamérica y Latinoamérica

Carta a la redacción: Esta es una contribución para el Militante BPJ de Ricardo Martínez M…