Abandono del IRA (Instituto Regulador de Abastecimientos) un proyecto social eliminado

Los imponentes silos que almacenaran frijol, maíz y maicillo en el país lucen ahora en total abandono, reflejo de la política económica de la década de los años noventa que optó por priorizar otros sectores de la economía como la banca financiera y los servicios esto por los mandatos de la aplicación del neoliberalismo en nuestro país. El monte crecido, botellas de agua ardiente y decenas de bolas de excremento acompañan hoy en día las viejas instalaciones de lo que fue una de las más grandes almacenadoras –de cereales- del Instituto Regulador de Abastecimientos (IRA) en San Martin. Esta entidad gubernamental se cerró el 31 de julio de 1991, tiempo en el que Alfredo Cristiani era Presidente de la República, y primero en el poder por parte del partido ARENA. Así inició, también, el abandono de la agricultura y de la política alimenticia.

Hace 23 años que se comenzó a abandonar la agricultura de forma descarada ya que estos silos servían para abastecer a la población en tiempos de escasez, hoy en día hace mucha falta la recuperación y el funcionamiento de los silos, en estos tiempos en donde la libra de frijol se cotiza a más de un dólar debido al acaparamiento de algunas empresas como Gumarsal que es de los principales importadores y acaparadores del país. Sí aún funcionara este instituto que era el encargado de regular tanto la compra y venta de los granos básicos se podría disminuir el precio de estos, los trabajadores y sus familias son los principales afectados con el alza de los precios de la canasta básica, estos pueden organizarse y exigir la reapertura del IRA ya que fue creado para beneficiar a la clase trabajadora y los más necesitados del país en especial.
En una entrevista realizada a Regina Melgar, una de las ex empleadas de aquella institución gubernamental asegura que ante los altos precios de los granos básicos, el IRA ayudaría a mantener los precios bajos y justos para que la población los adquiera a un precio razonable. “Veíamos salir los camiones llenos de granos, y hasta la fecha no sé adónde se fue todo ese producto”, lamentó Melgar.
En 1953, durante el gobierno del Coronel Oscar Osorio, se creó el Instituto Regulador de Cereales que, unos años después, adoptó el nombre de IRA. Este fue creado como una medida –progresista- del gobierno militar pero no fue por buena voluntad sino que debido a las presiones del pueblo salvadoreño, las luchas de los trabajadores y organizaciones sociales obligaron al régimen a la creación de esta entidad como forma de liberar presión lo cual sólo logro postergar un poco más el conflicto armado en el país.
Hasta 1991, la capacidad de almacenamiento de todos los silos y bodegas, en su conjunto, era de más de tres millones de quintales de granos básicos. Pero ahora, los silos y bodegas están vacíos y sirven para que los niños y niñas de las colonias aledañas jueguen durante las tardes “escondelero”.
Según un estudio del Centro para la Defensa del Consumidor (CDC), El Salvador es el único país de la región que vende el frijol al precio más elevado. El estudio indica que en los últimos seis meses el frijol aumentó de precio en un 60%(Diario Co Latino).
Es obvio que a la burguesía salvadoreña no le interesa para nada la reapertura del IRA pero ahora que tenemos al FMLN en el gobierno tenemos que luchar por la apertura del IRA ya que de esta forma no solo se garantizaría la regulación de los precios de los granos básicos sino que también se abrirían fuentes de empleo y se combatiría los famosos “coyotes” o “intermediarios” que son quienes a fin de cuentas obtienen su mayor lucro, sólo con la organización y la movilización de la clase obrera se pueden profundizar los cambios reales en nuestro país.
Los periódicos de derecha se llenan la boca diciendo que el IRA fue un fracaso y la burguesía también adopta esta idea ya que con el IRA no se veían beneficiados directamente sus intereses económicos, han habido medios de comunicación que plantean que invertir en agricultura es una forma de perder el dinero o de despilfarro, este es un pensamiento errado, claro que ellos no viven esperanzados a las cosechas de los pobres campesinos ya que ellos comen de la ganancia de la explotación de los obreros en las fábricas, por eso no les interesa en lo más mínimo y justifican el cierre del IRA, ya que para ellos fue una degeneración debido a que se perdían muchos quintales de productos; pero esto era una degeneración de los jefes o supervisores quienes se lucraban, el IRA debe de reaparecer pero bajo el control obrero ya que sólo de esta forma con obreros honestos y comprometidos se podrá echar a andar el IRA lo cual servirá para palear un poco la crisis económica por la que atraviesa el país que ha sido generada por este sistema capitalista que día a día oprime a los obreros y a sus familias.
News Reporter

Deja un comentario