Historia - Principales - 2 semanas ago

¿A qué aspiramos como BPJ y por qué luchamos? ¡Afíliate!

El Bloque Popular Juvenil es la sección salvadoreña de la Corriente Marxista Internacional, la CMI pretende sentar las bases de los futuros partidos marxistas revolucionarios para luchar por el socialismo a nivel internacional. Actualmente, la CMI tiene presencia en más de 30 países en los 5 continentes alrededor del mundo; defendemos las ideas de Carlos Marx, Federico Engels, Lenin y Trotsky, es decir, las ideas del socialismo científico.

El BPJ aunque nació en el año 2001 se unió a la CMI en el año 2008, en un histórico congreso que marcó un antes y un después en la organización. Los inicios de la organización los encontramos en un año clave en la lucha de clases en El Salvador, cuando el gobierno derechista de Francisco Flores -principal impulsor de medidas neoliberales como la dolarización- intentó en una ofensiva privatizadora, entregar a los privados la administración de la salud pública. En este contexto y como un apoyo juvenil a la lucha heroica en defensa de la salud nace el BPJ, acompañando aguerridamente a los sindicatos, gremios, organizaciones sociales y civiles en las famosas marchas blancas de miles y miles de personas que inundaban las calles de San Salvador.

El ascenso revolucionario y el cese al intento de privatizar la salud nos mantuvo como un referente atrayente a la juventud radicalizada. Sin embargo, la debilidad del liderazgo y la ausencia de una formación teórica clara con orientación marxista revolucionaria llevarían a la organización a una serie de errores ultraizquierdistas en el periodo posterior a las marchas blancas.

Después de años de participación en el movimiento obrero en el periodo represivo de los gobiernos del partido ARENA, entramos en contacto con la Corriente Marxista Internacional, prácticamente 7 años después del nacimiento de la organización. Al establecer vínculos con la CMI inició un proceso totalmente distinto de formación y asimilación de las ideas del marxismo y los métodos y tradiciones del movimiento obrero internacional. A partir de la afiliación a la CMI, el BPJ dio un giro de 180 grados poniendo un total énfasis en la formación política de cuadros revolucionarios que participan constantemente en la lucha revolucionaria del movimiento obrero y estudiantil.

Por diez años hemos editado mensualmente el periódico Militante BPJ, con 600 copias distribuidas en las principales ciudades de El Salvador. Nuestra prensa pretende ser el vocero del movimiento revolucionario en el país; a través de él extendemos las demandas de la clase obrera y la juventud, defendemos las ideas del socialismo científico y construimos los cimientos del futuro partido marxista revolucionario del proletariado salvadoreño. También somos la sucursal del Centro de Estudios Socialistas Carlos Marx de La CMI en Centro América, donde distribuimos las obras clásicas del marxismo y las obras de marxistas contemporáneos del mundo obrero.

La organización no depende de contribuciones internacionales, ni del Estado o de las ONG; el periódico, el Centro de Estudios y todos los gastos administrativos de la organización depende, en primer lugar, y como punto más importante, de las cuotas de militantes comprometidos con la causa del socialismo, que se pagan mensualmente y, en segundo lugar, de las ventas de nuestras publicaciones de libros, periódicos y folletos. Esto nos vale para mantener nuestra independencia política y económica, pues la revolución socialista tendrá que ser financiada por el mismo movimiento obrero o no será.

En el movimiento estudiantil

En la actualidad, tenemos presencia en la Universidad de El Salvador donde trabaja políticamente la célula estudiantil Fuerza de Acción Universitaria (FAU), formando a los jóvenes estudiantes que se interesan en la teoría marxista y luchando por las demandas inmediatas del sector estudiantil.

Luchamos por el incremento progresivo a la educación del 3 % al 8 % del PIB, por la nacionalización de la educación, por una educación gratuita y de calidad para garantizar el derecho de la clase obrera a la educación. Invitamos a todos los estudiantes a sumarse a nuestra organización estudiantil para formarse políticamente y luchar juntos por estas y más reivindicaciones revolucionarias de los hijos e hijas de la clase obrera.

En el movimiento social y sindical

También tenemos trabajo y coordinaciones con sindicatos de todos los sectores, desde los sindicatos de la industria textil hasta con sindicatos del sector público estatal. Hemos luchado junto a ellos por aumento salarial, por la nacionalización del sistema de pensiones, por la libertad y por mejores conquistas laborales para los trabajadores y trabajadoras. Nuestra página web y las páginas de nuestra prensa han estado abiertas siempre a las denuncias del movimiento social, estudiantil y sindical, con el fin de unificar cada una de las luchas de los explotados y expandir el alcance de cada una de las demandas en el movimiento.

En el movimiento social nos hemos integrado a la Alianza Nacional contra la Privatización del Agua en el periodo reciente, es una coordinación de sindicatos, organizaciones sociales campesinas, juveniles y obreras, desde donde hemos colaborado con todas nuestras energías para detener el intento de los diputados de la derecha por privatizar el agua en nuestro país. Luchamos por la Ley General de Aguas presentada por el Foro del Agua en el año 2006 y por una administración de este recurso con base en un sistema de asambleas comunitarias territoriales en todo el país, por un ente rector conformado por representantes de los sectores explotados y por representantes del Estado sin la participación de la empresa privada.

Organízate con nosotros y luchemos por el socialismo       

Como marxistas queremos poner sobre la mesa el debate de la lucha por el socialismo y la revolución que ha sido manchada durante años por la traición de los estalinistas y reformistas, haciendo un invaluable trabajo a la clase dominante, nos interesa poner de manifiesto la opresión capitalista y la explotación, el papel del Estado como ente de dominación ideológica y la necesidad de una lucha revolucionaria que cambie profundamente la sociedad. Sabemos cuánto ha retrocedido ideológicamente el movimiento revolucionario y queremos contribuir a al rescate de un movimiento obrero revolucionario y socialista, como decía Trotsky en los años 30:

“Épocas reaccionarias como la actual, no sólo debilitan y desintegran a la clase obrera aislándola de su vanguardia, sino que también rebajan el nivel ideológico general del movimiento, rechazando hacia atrás el pensamiento político, hasta etapas ya superadas desde hace mucho tiempo. En estas condiciones la tarea de la vanguardia consiste, ante todo, en no dejarse sugestionar por el reflujo general: es necesario avanzar contra la corriente. Si las desfavorables relaciones de fuerzas no permiten conservar las antiguas posiciones políticas, por lo menos hay que conservar las posiciones ideológicas, pues la experiencia tan cara del pasado se ha concentrado en ellas. Ante los ojos de los mentecatos, tal política aparece como «sectaria». En realidad no hace más que preparar un salto gigantesco hacia adelante impulsada por la oleada ascendente del nuevo periodo histórico”.

Para nosotros, las ideas del marxismo revolucionario pueden y deben servir de guía para construir la organización de los oprimidos que luchará en contra del capitalismo y por el socialismo. Ante el fracaso del reformismo estalinista y de la socialdemocracia pretendemos construir las fuerzas del marxismo en El Salvador, levantamos la bandera del marxismo revolucionario para construir las bases de un partido revolucionario con raíces en el movimiento, con un programa y con los métodos revolucionarios de la clase trabajadora.

Ponemos a disposición para el debate nuestro programa, el cual puede leerse en nuestra página web. Luchamos por las reivindicaciones más mínimas como derechos sindicales, derechos de las mujeres y minorías oprimidas, pero también luchamos por un programa máximo que concrete las bases para la transformación profunda de la sociedad, eso pasa por la expropiación de las grandes palancas de la sociedad, devolver a los explotados lo que les pertenece y que por años les ha sido arrebatado, la tierra, la banca y la industria para ponerla bajo el control democrático de los trabajadores bajo una economía planificada y no anárquica como la actual, para acabar con la miseria a la que nos somete el capitalismo, y acabar con la base material de toda la cultura machista y decadente para construir una sociedad realmente humana, sin explotación ni ataduras.

Invitamos a todo camarada que se identifique con nuestra lucha antiimperialista y anticapitalista a sumarse a nuestra organización, las puertas están abiertas, toda ayuda será significativa para nuestros objetivos. Construye tu grupo de discusión marxista en tu centro de trabajo, universidad, escuela, barrio o colonia; afíliate ahora a la CMI y al Bloque Popular Juvenil y ayúdanos a construir juntos la organización revolucionaria que tenga como objetivo acabar con la explotación capitalista de la sociedad y por la construcción de una sociedad diferente democrática y libre de explotación en El Salvador y en el mundo entero.

1 comentario

Deja un comentario